Opositores denuncian sometimiento del Ejército y Policía a Morales

APG

Líderes opositores denunciaron el sometimiento de las Fuerzas Armadas y la Policía al presidente de Evo Morales, y su partido el MAS, después de que altos mandos se declararan seguidores del proceso de cambio.

El candidato a la Presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana, el expresidente Carlos Mesa, escribió en Twitter que el Gobierno de Morales vulnera la Constitución al posesionar altos mandos «completamente sometidos y al servicio del presidente y su partido».

«Esta práctica inaceptable se acabará pronto», manifestó Mesa en la red social.

Según Mesa, el Gobierno de Morales vulnera los artículos 245 y 251 de la Constitución boliviana que expresan que tanto el Ejército como la Policía no realizan ni participan en acciones políticas partidarias.

Otro de los candidatos a la presidencia para los comicios de 2019, el líder de la alianza «Bolivia dice no», Óscar Ortiz, remarcó en Twitter que las Fuerzas Armadas no se deben al partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) ni a su jefe.

«Le deben obediencia al presidente de la República quien solo puede ejercer su autoridad en el marco de la Constitución, no se deben al partido oficialista ni a su jefe», escribió el opositor.

Ortiz recordó en su mensaje que el jefe de Estado en Bolivia es capitán general de las Fuerzas Armadas y que le deben obediencia en virtud de este mandato constitucional, pero no por su adscripción política.

Este pasado lunes el presidente posesionó a nuevos comandantes de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y de la Policía Boliviana, Rómulo Luis Delgado, quienes en sus discursos en el acto celebrado en la sede de Gobierno en La Paz y en declaraciones a la prensa se mostraron afines al proceso de cambio que lidera Morales en Bolivia.

Kaliman, al ser consultado si es un soldado de este proceso, como se denomina el Gobierno de Morales, respondió que sí y que «no sólo el comandante en jefe, sino todos los militares somos partes de todos los cambios positivos que tiene el Estado».

Por su parte, Delgado expresó en su discurso que son «la Policía del cambio», según recogen medios bolivianos como el periódico cochabambino Los Tiempos.

El mandatario boliviano recordó ayer que por la Constitución el presidente es el capitán de las Fuerzas Armadas y acusó a los opositores de querer que estén sometidas «al imperio» de Estados Unidos.

«Las Fuerzas Armadas ahora son del pueblo», señaló el presidente en un acto oficial.