Opositores se unen a no votar como rechazo a las primarias

APG

La alianza opositora Bolivia Dice No, que impulsa la candidatura a la presidencia de Óscar Ortiz, fue la segunda en pedir a su militancia ayer no votar en las primarias del domingo, como protesta a la habilitación de la candidatura del presidente del país, Evo Morales.

En declaraciones a los medios, Ortiz hizo un llamado a su militancia “para que no vayan a votar este domingo”, como rechazo a lo que consideró una “manipulación” de ese acto electoral para hacer legal la postulación de Morales y de su vicepresidente, Álvaro García Linera.

Ortiz se manifestó mientras presidía un encuentro de seguidores en Santa Cruz, la ciudad más poblada del país y uno de los fortines de este bloque de oposición.

“Les oriento y aconsejo que no voten”, recalcó Ortiz, ya que bastará con la presencia de delegados de su agrupación en las más de 6.000 mesas de votación que se habilitarán a nivel nacional.

La alianza Bolivia Dice No calcula tener unos 350.000 militantes en Bolivia pertenecientes al Movimiento Demócrata Social, principal partido que la impulsa.

Más temprano este jueves, el también candidato a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, anunció que no votará, con argumentos similares a los expuestos por Ortiz.

Las primarias bolivianas se celebrarán el domingo en medio de las críticas de la oposición que consideran que el gasto de su organización, unos 4,7 millones de dólares, es innecesario, puesto que los ocho partidos habilitados presentarán un solo candidato a la presidencia, que no tendrá competencia interna.

En tanto que el oficialismo sostiene que servirán para impulsar la democracia interna de las organizaciones políticas y considera una oportunidad para mostrar al gubernamental MAS como la fuerza política más grande del país, con más de un millón de seguidores inscritos.

Morales es el mandatario con más tiempo en el poder en la historia de Bolivia y aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, tras determinar el Tribunal Constitucional del país que tiene derecho a una reelección indefinida.

El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia concluyó que prevalece este fallo del Constitucional sobre la Constitución del país, que limita a dos los mandatos seguidos, y sobre un referéndum que negó a Morales la supresión de este límite.

El Constitucional ya autorizó para un tercer mandato a Evo Morales, en el poder desde 2006, al entender que el primero no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.