Ordenan detención domiciliaria a una modelo por vínculos con narco

APG

Un juzgado de Bolivia decretó detención domiciliaria para una reina de belleza en relación con un caso de supuestos vínculos con un acusado de narcotráfico, en un proceso con conexiones internacionales y una amplia repercusión en el país.

El Juzgado Décimo de Instrucción en lo Penal de la ciudad boliviana de Santa Cruz determinó la detención domiciliaria para la modelo, presentadora de televisión y reina de la belleza Adriana Daniela M.J., según un comunicado de la Fiscalía General del Estado de Bolivia.

La modelo está acusada de delitos de encubrimiento, asociación delictuosa y confabulación, de acuerdo con la fiscalía, que advirtió de riesgos procesales de peligro de fuga y obstaculización de la investigación.

Adriana Daniela M.J. «habría participado en un viaje de turismo pagado por Montenegro» a Colombia, destacó la fiscalía en referencia a Pedro Montenegro, que el pasado sábado se entregó a la Policía en Santa Cruz y que desde 2015 tenía un pedido de Brasil a la Interpol para su captura, acusado de narcotráfico.

La modelo viajó a la ciudad colombiana de Cartagena en marzo pasado como representante de Bolivia en el certamen Reina de Las Américas.

Además, «en el flujo de llamadas del 1 de enero al 26 de abril del presente año la joven se comunicaba con Pedro Montenegro, el cual le llamó 21 oportunidades en diferentes fechas», añadió la fiscalía.

El juzgado también acordó una fianza del equivalente a unos 14.479 dólares y arraigo, una medida restrictiva de la libertad para asegurar la disponibilidad del inculpado.

Asimismo, ordenó la detención domiciliaria, con arraigo y una fianza de unos 43.438 dólares, para otra procesada, Giovanka Helen F.A., acusada de los mismos delitos.

«A nombre de esta ciudadana hay una empresa constructora que estaría lavando dinero proveniente del narcotráfico en la que Pedro Montenegro Paz es el gerente administrativo», señaló la fiscalía.

Montenegro fue presentado por las autoridades bolivianas ante los medios tras entregarse, en un acto con una notable repercusión mediática en Bolivia, retransmitido en vivo por canales de televisión.

Las autoridades destacaron entonces que su detención propició la desarticulación de un clan supuestamente dedicado al tráfico de droga con conexiones en países como Brasil, Colombia y Panamá.

La supuesta connivencia de varios mandos, ahora detenidos, con Montenegro, que llegó a ser condecorado en dependencias policiales, llevó al Gobierno a ordenar una importante reestructuración de la Policía Bolivia, con la suspensión de unos 150 uniformados en Santa Cruz.