Oriente Petrolero gana sobre el final del partido

APG

Cuando faltaban sólo minutos para repartirse los puntos por el empate que se asomaba, Pablo Zeballos consiguió el gol del triunfo para Oriente Petrolero (m.87) sobre Destroyers por 1-0 que le permite ascender a la tercera posición, en un compromiso de baja producción futbolística en ambos lados, ayer por la noche en el estadio Ramón Aguilera Costas.

Zeballos volvió a rescatar a Oriente Petrolero de las críticas con el tanto que anotó a través de un error de la defensa amarilla en un intento por rechazar el peligro y que al final dejó la pelota al alcance del futbolista para colocar el 1-0. El cuadro orientista sube a la tercera casilla con 17 puntos, a cinco del puntero, Royal Pari.

El primer tiempo transcurrió con el cuadro destroyano como el encargado de impulsar las acciones en los primeros minutos, este entusiasmo se extendió hasta cerca de la media hora. Al ver que ese dominio era improductivo se vino abajo la dinámica y ahí Oriente Petrolero tomó el mando, aunque sin encontrar el camino hacia el gol.

La mejor ocasión de gol en este período sucedió a los 37 minutos con Bryan Schmidt como el ejecutor de la jugada delante del pórtico, pero se quedó corto en la definición y su falla fue lamentada por todo el cuadro amarillo.

Mientras, Oriente Petrolero hizo poco para hacer sentir su fuerza ofensiva y a los 40 minutos perdió a Yasmani Duk por una lesión en uno de sus tobillos que le impidió continuar dentro del terreno de juego y fue reemplazado por Deni Bejarano ante la ausencia de Maximiliano Freitas por una dolencia muscular.

En el lado del equipo cuchuquí las principales ausencias fueron el mediocampista Daniel Saravia, encargado de ordenar el fútbol, y el delantero Jefferson Tavares, hombre desequilibrante con su velocidad. Sin estos jugadores, Destroyers sólo tenía “chispazos” de buen juego y esa irregularidad hizo retroceder sus líneas, dejando a Ángel Cuéllar adelante en una labor solitaria sin éxito.

En un tiro libre, Zeballos estuvo cerca de anotar cuando envió la pelota por debajo de la barrera, en un espacio que le brindó un jugador, y el arquero Juan Carlos Robles reaccionó a tiempo con un manotazo para salvar su arco. El partido llevaba 57 minutos de desarrollo.

Oriente Petrolero empujó a Destroyers a su lado de la cancha, donde se produjo la disputa por el control de la pelota durante el complemento. Pese a esto, el trabajo del cuadro verdolaga seguía siendo incompleto, hasta que surgió Zeballos para hacer la diferencia.