Oriente Petrolero sigue de festejo

APG

Con una participación destacable del delantero Pablo Zeballos, autor de dos goles, Oriente Petrolero ganó su segundo partido en el torneo Clausura y pasa adelante en la tabla, tras superar a Universitario de Sucre por 2-0 la noche del miércoles en la capital cruceña.

Como sucediera hace 12 años, Zeballos vuelve a ganarse el afecto de la afición con goles y esta vez anotó un doblete para darle la victoria a los verdolagas, quienes llevan un registro de dos triunfos en dos fechas y están arriba en la tabla.

El primer gol convertido por Zeballos, en este nuevo ciclo con Oriente Petrolero, sucedió a los 25 minutos cuando un centro diagonal fue conectado por Ronaldo Sánchez y la pelota paseó en dirección hacia el otro lado y fue ahí que apareció Zeballos, libre de marca, para empujar la pelota con un toque suave debajo del pórtico.

El otro gol del atacante paraguayo fue convertido por la vía del penal, después de una falta que el mismo Zeballos provocó. El delantero de los albiverdes tomó la responsabilidad de medirse frente a frente con el arquero Eder Jordán y salió triunfante con un disparo esquinado a la parte inferior derecha del arco, pese a que el golero adivinó la dirección. El 2-0 llegó a los 39 minutos.

El plantel cruceño tenía más cuerda para diagramar su fútbol en el campo, la presencia de Zeballos fue fundamental porque este futbolista se encargaba de buscar espacio entre los doctos y se desmarcaba para hacer la definición.

Con Ronaldo Sánchez, Zeballos pudo llevar peligro sobre el arco de Jordán. La velocidad con la cual avanzaba tenía en apuros a los defensores estudiantiles, quienes hasta los minutos finales tuvieron que ajustar la marcación para evitar la llegada de la tercera conquista.

Esa diferencia en el marcador era una garantía liviana, debido a que la “U” se abrió camino para generar jugadas de gol. El ingreso de Dustín Maldonado y Federico Miño aumentó la carga ofensiva sobre la última línea de los locales y a través de estos hombres se canalizaron las situaciones de peligro.

La “U” hizo un buen papel en líneas generales, pero sus intervalos futbolísticos fueron el peor que cometieron y esas pausas les impidieron obtener un mejor resultado de Santa Cruz.