Oriente Petrolero y Guabirá dividen honores

APG

Oriente Petrolero y Guabirá se repartieron a un punto con el empate (0-0) registrado ayer por la noche que resultó ser un premio consuelo a la baja producción futbolística que mostraron estos elencos que están en la mitad de la tabla, tratando de cerrar con mejores números su participación en el torneo Clausura.

El partido jugado en el estadio Ramón Aguilera Costas dejó con sabor a poco a los aficionados que se dieron cita en las graderías, porque ni Oriente Petrolero ni Guabirá cumplieron con una buena tarea ofensiva y con altas y bajas se desarrolló este compromiso que cerró la vigésima fecha.

El cuadro verdolaga trata de agarrar un lugar en la zona de clasificación para un torneo internacional, sin embargo, los pasos que da son cortos hacia su objetivo y en este cotejo cedió un empate en condición de local que puede pesar a la hora de la distribución de boletos para certámenes de la Conmebol.

A partir del minuto 72 minutos, Guabirá jugó con un hombre menos por la expulsión de Franz Supayabe. Esta diferencia en el terreno tampoco fue canalizada de la mejor manera por los albiverdes, mientras en el lado de los azucareros se vio un redoble de esfuerzos para mantener bajo cuidado su pórtico y llevarse un punto a Montero.

El elenco verdolaga quiso abrirse camino entre los defensores con un trabajo mancomunado de Ronaldo Sánchez, Juan Ribera, Pablo Zeballos y Maximiliano Freitas. Por momentos se pudo generar buen fútbol y lo que falló en ese momento fue la puntería, enviando el balón por encima del travesaño o a metros de los palos verticales.

Sánchez tuvo una clara ocasión cuando fue habilitado y quedó delante del arquero Braulio Uraezaña, quien tapó el disparo frontal con el cuerpo. El delantero cruceño lamentó esta falla cuando estaba libre de marcación.

Los Diablos Rojos tampoco lucieron una buena imagen adelante. De las pocas llegadas de peligro una de las inmejorables, y que no se repitió en la misma proporción, estuvo en los pies de Marcelo Aguirre, quien ingresó libre de marcación en el segundo palo y conectó mal el servicio, mandando la pelota por la línea de meta.

A diferencia de su oponente, el cuadro azucarero tiene ganada su presencia en la Copa Sudamericana de 2019, pero su rendimiento sube y baja sin mostrar una regularidad que deje tranquilo al cuerpo técnico.