“Oti” planeaba meter armas a Chonchocoro y matar a jefe de la Policía

El reo Hardy Gómez Vaca, acusado por el asesinato de Víctor Hugo Escobar, alias “Oti”, reveló ayer, a través de su abogado, que el interno fallecido planeaba meter armas al penal de Chonchocoro y, además, matar al comandante de la Policía de Santa Cruz, Alfonso Siles.

“Oti quería ingresar armamento de grueso calibre al penal de máxima seguridad (de Chonchocoro) para dar a sus seguidores y cachimanes para tomar el control del recinto, así como hizo en Palmasola”, informó Franz Menacho, abogado de Gómez Vaca.

El jurista explicó que su defendido se opuso a ese plan y le dijo a Oti “no, aquí no vas a ser todo esto”.

Ante esa negativa, dijo que Oti interceptó y atacó a Hardy Gómez, pero varios internos en Chonchocoro salieron en su defensa y salvarle la vida.

En esa trifulca, acotó que “era o Hardy Gómez u Oti”.

El abogado comentó también que Oti, a través de Javier Rolando Flores, alias “El Tocobayo”, reclutaba gente a cambio de proporcionales sustancias controladas y armas para instaurar en Chonchocoro, el penal de máxima seguridad de La Paz, una organización similar a la que lideraba en Palmasola, en Santa Cruz.

Acotó que Oti tenía un plan para acabar con la vida del comandante de la Policía de Santa Cruz, Alfonso Siles, por la intervención en Palmasola que desarticuló la organización criminal que regentaba antes de ser trasladado a La Paz.

“Oti estaba planeando poner un coche bomba para acabar con la vida del coronel”, desveló el abogado, tras la declaración que prestó su defendido ante la comisión de fiscales que investiga los móviles de la muerte del peligroso reo.

Recordemos que “Oti” fue trasladado al penal de Chonchocoro, en La Paz, tras un operativo realizado por la Policía en el penal de máxima seguridad en Palmasola, Santa Cruz, el pasado 14 de marzo, donde fallecieron más de cinco reos.

Víctor Hugo Escobar estaba sentenciado a 30 años de cárcel por el asesinato de dos policías. Era considerado como un interno peligroso y el promotor de diferentes actos de violencia en el penal de Palmasola.

El pasado martes 19, “Oti” fallleció apuñalado en reiteradas oportunidades, tras una pelea entre internos de la cárcel de Chonchocoro.