¿Otra “banda” electoral?

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

La situación política en nuestro país se torna tensa por la actitud del Tribunal Supremo Electoral, con “mala intención” no da a conocer a la opinión pública si emitirá -como máximo hasta el 20 de septiembre de este año-, resolución de cumplimiento del voto Soberano del 21F, o seguirá escudándose en quienes los nominaron y designaron como titulares de dicho ente.

Comenzó a circular, en las redes sociales, memes en su contra. Los califican como la “nueva banda Electoral que remitió un proyecto de ley de Organizaciones Políticas, intentando lavarse las manos como Pilatos, creyó que la Ley promulgada, con las “primarias”, lo relevaría de su cumplimiento constitucional”.

En lugar de aplicar actuados leales a la Constitución prefiere seguir, el TSE, retardando su deber y obligación favoreciendo en el tiempo a lo arbitrario e ilegal, utilizando recursos económicos, para pagarse fabulosos sueldos y viáticos, intentando burlarse del pueblo.

Viene a memoria la denominada “banda delictiva de los Cuatro”, jenízaros al servicio del dictador Hugo Banzer Suárez, que provocó la reacción popular nacional, en medio de acervas críticas y manifestaciones en las calles en su contra, fueron echados a golpes, a patadas, de la CNE.

A propósito de Cortes Electorales serviles a dictaduras: Un caso que llamó a reflexión a los pueblos sudamericanos, fue que la Corte Electoral de Perú pretendiendo burlar resultados de las urnas, no emitió resolución en forma oportuna, antes de la aparición de Sendero Luminoso, sobre determinados candidatos impugnados por la población.

La Corte Electoral de Perú, en lugar de evitar la rebelión, insurgencia y lucha armada y cumplir un rol idóneo como árbitro de las elecciones, con pésima labor servil a gobiernos dictatoriales, provocó que en una Parroquia cerca de Ilo se conformara brigadas senderistas que luego incursionaron contra ministros, alcaldes, gobernadores, jueces y magistrados, advirtiendo que iban a comenzar a hacerse sentir en calles, plazas y lugares públicos, no les creyeron, no atendieron a los campesinos ni al clamor popular y se fortaleció el movimiento insurreccional, atacando la retaguardia y luego la vanguardia de los militares y esferas del capitalismo foráneo.

Hubo cientos de muertos y centenares de heridos en cada acción armada de los senderistas, sobre todo de niños y adolescentes, pasaron años, la vindicta pública señaló como culpables de los crímenes a los integrantes de la CEP, pidiendo que sean procesados por ante la justicia ordinaria. En un nuevo periodo electoral el soberano eligió Presidente y Vicepresidente, senadores y diputados, la nueva Corte Electoral de Perú, proclamó presidente al Ing. Alberto Fujimori, de descendencia japonesa. Con apoyo popular combatió y venció a los senderistas, diezmándolos. Los principales ideólogos de esa organización fueron detenidos, el subjefe Abimael Guzmán fue condenado a cadena perpetua.

En Bolivia el Tribunal Supremo Electoral, por su negligencia e incumplimiento de deberes constitucionales se está colocando en contra de la Constitución, el pueblo y la historia. Por su falta de inteligencia para ubicarse en la realidad nacional e internacional, hasta la fecha no emite resolución de cumplimiento a los resultados del 21F que podría dar lugar a que se presenten hechos impredecibles y de funestas consecuencias para nuestra patria.

Como se advierte, los bolivianos no están dispuestos a que su voto se deseche en el olvido.