Picos de tensión política y social

La tensión política y social en el país, en ciertos momentos, se avivada por diversos factores, y algunos temas conflictivos se acentúan, los que van desde la demanda por respeto a la CPE, hasta conflictos locales, pasando por temas de la defensa del medio ambiente; pronunciamientos de pueblos originarios que defienden su derechos a ser consultados sobre obras que pongan en riesgo el ecosistema; las revelaciones sobre las actuaciones de la policía al margen de sus funciones específicas descuidando la seguridad ciudadana; conflictos en municipios, o el caso de los cocaleros de los Yungas, a lo que se suma la adversa sensación del fracaso en la gestiones de la cuestión marítima, que ha sido un golpe del que todavía el ciudadano no se ha recuperado.

Empero, otro tema también aviva la tensión. Concluyó el registro de candidatos para las elecciones primarias internas con nueve binomios de los partidos, frentes y organizaciones políticas. Las candidaturas ahora deberán pasar el filtro del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en medio de pedidos para excluir a los candidatos oficialistas Evo Morales y Álvaro García.

Hasta el sábado 8 de diciembre, la Sala Plena del Tribunal Electoral debe pronunciarse sobre la habilitación o no de las candidaturas. En la oposición, como es de esperar, esperan la exclusión del binomio oficialista por mandato del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), que fija una sola reelección continua.

Organizaciones sociales y plataformas ciudadanas, en todo el país, aguardarán las definiciones y cualquier determinación, ya sea a favor del MAS o el respeto a la CPE. Pero la introducción de nuevos vocales, denunciados afines al oficialismo, en el seno del Órgano Electoral, podría influir en las decisiones que tomaría el TSE, mientras, el gobierno da por descontado que se habilitará la candidatura de los actuales gobernantes.

Estas situaciones tienen un marco que podría agitar a la comunidad nacional en pro de las dos posiciones. A ello se suma los movimientos sociales que protestan por infinidad de problemas pendientes. El de mayor sensibilidad es el que enfrenta a la salud pública. El Consejo Médico Nacional, máximo organismo del sector, determinó en una reunión realizada en Cochabamba, apoyar la medida de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes) de un paro nacional de 24 horas. Argumentan que los médicos del país van a luchar para que la población tenga un seguro gratuito integral con sostenibilidad en el tiempo “y no que responda a un enfoque electoral”.

Empero la población, aquella que no cuenta con un seguro que le permita acceder al sistema de salud, en contraposición al sector médico, saluda la decisión gubernamental de tomarlos en cuenta en el Seguro Universal de Salud (SUS).

Dirigentes del sector salud confirmaron que acudirán a la invitación del Ministerio de Salud para participar el lunes de las mesas técnicas “para escuchar cómo va a ser la implementación, cuáles son sus alcances y el financiamiento del Seguro Universal de Salud (SUS). Anteriormente se realizó un paro de 48 horas en Santa Cruz.

Para el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, el paro médico en Santa Cruz fue parcial, ya que “solo el 50% de profesionales acataron la medida en los hospitales de tercer nivel. Dijo que tanto el primer como el segundo nivel cumplieron sus actividades con normalidad.

Mientras tanto, otra movilización se acerca. Se trata de los comités cívicos del país, que el miércoles se reunieron en Cochabamba y determinaron cumplir un paro general para el 6 de diciembre. Ocho de los nueve comités cívicos ratificaron la decisión, solamente Pando adopta otra posición. Según Fernando Cuéllar, presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, en Pando existen algunas falencias en la parte cívica, pero las plataformas y la misma ciudadanía se está organizando para acatar y hacer cumplir el paro cívico.