Planta de amoniaco y urea es estratégica para la industrialización del país

El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, afirmó ayer que la planta de amoniaco y urea construida en el trópico de Cochabamba juega un rol fundamental en el desarrollo de la industrialización del país.

“La planta de Bulo Bulo permitió al país exportar productos con valor agregado y no solo materia prima como antes. Ahora, estamos en negociación con la rusa Acron para poder comercializar urea de forma conjunta en toda la región y unir nuestra planta a las plantas que tienen ellos en Brasil”, indicó.

Salinas lamentó la posición de los opositores y analistas se empeñen por desprestigiar esa industria que entró en operaciones en septiembre del año pasado.

“La planta de Bulo Bulo es una de las más modernas y una de las más grandes de Sudamérica. Es una planta compleja, por ejemplo, en su proceso productivo se sincronizan 12 reactores químicos, dos áreas de reformación de gas, 11 insumos como catalizadores de alta gama, tres calderos, tres salas de control, más de 450 equipos y más de 4.900 instrumentos que miden segundo a segundo el proceso productivo”, explicó.

La planta -agregó- tiene una capacidad de 700.000 toneladas métricas (TM) al año y actualmente se comercializa el 50% de la producción.

Salinas lamentó que políticos de la oposición se dediquen a tratar de estigmatizar la planta de Bulo Bulo como una fábrica con fallas técnica y causante de contaminación, lo que la autoridad negó enfáticamente.

“Ahora, nos dicen que no tenemos mercados para la producción de urea y que no están de acuerdo con la sociedad generada con Acron. La firma realizada semanas atrás en Moscú, tiene varios puntos, el primero, la venta de gas de 4 millones de metros cúbicos día para el funcionamiento de dos plantas de fertilizantes que comprará en Brasil. El precio de venta que se está negociando, será superior a los contratos que tenemos con Brasil y Argentina”, afirmó.

De acuerdo con Salinas, Acron cuenta con clientes en más de 63 países, la empresa rusa se encarga de la producción, comercialización y distribución de fertilizantes a nivel mundial, tiene como principales clientes al mercado chino, estadounidense y varios países de Europa.

“Los opositores dicen asociándonos con Acron estaríamos perdiendo el mercado brasileño, cuando en realidad la primera empresa del país, YPFB, de manera estratégica se asocia con Acron para competir con la urea de Medio Oriente y Asia, nos unimos para manejar el mercado de Brasil y la región. También YPFB participará como accionista en las plantas de fertilizantes de Brasil, con lo que se va concretando la internacionalización de YPFB”, aclaró.

La autoridad añadió que la sociedad con Acron permitirá ampliar la transferencia de conocimiento por parte de los especialistas técnicos de la empresa rusa a favor de YPFB.

“También se tiene como perspectiva a mediano plazo ampliar el desarrollo del mercado de la urea a nivel regional, desarrollando proyectos que permitan ampliar la variedad de productos en materia de fertilizantes para colocar a un diverso y amplio mercado latinoamericano, el cual demandó el año 2017 un total de 1,7 millones de toneladas de fertilizantes minerales provenientes de importación”, concluyó.