Planta de Cloruro de Potasio produjo 2.000 toneladas del fertilizante potásico

El ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Juan Carlos Montenegro, aseguró ayer que la Planta Industrial de Cloruro de Potasio, que será inaugurada el próximo 7 de octubre, materializa la industrialización de los recursos evaporíticos contenidos en el Salar de Uyuni, Potosí. Su producción será vendida al mercado de Brasil.

Montenegro sostuvo que “la inauguración es un evento muy importante, porque constituye la constatación material que el proyecto de industrialización de recursos evaporíticos en nuestro país está dando resultados”.

Manifestó que el primer resultado de la industrialización del litio es la Planta de Cloruro de Potasio, que es a escala industrial, moderna, automatizada y con una capacidad importante a nivel de producción.

“Permitirá contribuir a la soberanía alimentaria, porque el fertilizante (cloruro de potasio) tiene una amplia aplicación en el campo de la agricultura”, agregó.

A la fecha ya produjo 2.000 toneladas (Tn) del fertilizante y espera llegar a 120 mil Tn año el 2019.

“La producción de este año ya está comprometida, la producción del 2019 también ya está comprometida, estamos ya a la firma de contratos incluso para el 2019 y el mercado principal es el mercado brasileño, todo el volumen que ha de ser exportado será cubriendo todo el volumen del mercado nacional”, puntualizó.

Producción

El ejecutivo de YLB aseguró que durante este primer trimestre de funcionamiento -de octubre a diciembre de este 2018-, la planta producirá alrededor de 40 mil toneladas del fertilizante Cloruro de Potasio, cantidad que se exportará a Brasil. Anualmente la planta producirá alrededor de 350 mil toneladas hasta que se regularice el funcionamiento pleno de dicha planta industrial.

Al momento el precio internacional del fertilizante oscilaría entre los 300 y 350 dólares estadounidenses, y que para la venta a los países que requieran del mismo, serán manejados con relación al precio internacional del Cloruro de Potasio.

Montenegro señaló que YLB negocia las mejores condiciones para el país y la empresa. “El precio es variable; hubo precios expectantes hasta 600 dólares la tonelada, ha ido bajando hasta 450 dólares y ahora hay un leve incremento en el precio del fertilizante”, indicó.

La inversión para la construcción de la planta industrial alcanzó aproximadamente los 180 millones de dólares estadounidenses, pagados con recursos propios del Estado, a partir de un crédito proveniente del Banco Central de Bolivia.

La planta de Uyuni costó aproximadamente unos180 millones de dólares, producirá alrededor de 350.000 toneladas al año, generará 210 empleos directos y más de 2.000 empleos indirectos, precisó el ejecutivo de YLB.