Policía libera a ocho detenidos de Roboré y pobladores suspenden bloqueo

APG

La Policía Boliviana liberó a los ocho detenidos producto de disturbios que provocaron en el municipio de Roboré y los pobladores suspendieron su bloqueo en espera de que se instale el diálogo, informó ayer por la noche el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, Gonzalo Medina.

“Transcurridas las ocho horas hemos dispuesto la libertad de estas personas con la finalidad también de honrar los compromisos con el pueblo de Roboré”, dijo en contacto telefónico con el canal estatal Bolivia TV.

Pobladores de Roboré determinaron el bloqueo de vías en defensa de la conservación de un predio municipal y en contra de la resolución del INRA, que establece nuevos asentamientos en El Paquió y la Unidad de Conservación del Valle de Tucabaca.

Medina aseveró que la libertad de esas ocho personas no significa que las investigaciones no continúen, por el contrario, dijo que ya se tiene identificadas a las personas que provocaron el incendio de las instalaciones policiales de esa región y ocasionaron zozobra en la zona.

“Tenemos identificadas a varias personas tanto materiales como intelectuales de este grave atentado contra la propiedad del Estado”, precisó.

El funcionario de la institución del orden calificó de un acto de “barbarie” la quema de las instalaciones policiales protagonizado por algunos inadaptados porque va en propio perjuicio de los pobladores de esa región de la chiquitana.

Por su parte el alcalde de Roboré, Iván Quezada, confirmó que se levantaron todos los bloqueos que se tenían instalados en la carretera bioceánica y dijo que esperan que el diálogo solucione el conflicto.

“Ha vuelto la tranquilidad al pueblo y mañana (hoy) sostendremos la reunión con el ministro de Gobierno y otras autoridades”, añadió.

Según información oficial la reunión fue pactada para las 16h00 en Santa Cruz entre autoridades gubernamentales y representantes de los municipios de Roboré y San José de Chiquitos.

Contra asentamientos

Los habitantes del municipio de Roboré, a unos 406 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz, bloquearon desde el lunes la llamada ruta Bioceánica y la vía férrea que va hacia la frontera con Brasil, explicó el alcalde de esa localidad, Iván Quezada.

“En ningún momento nosotros queremos perjudicar o interferir con las funciones del Gobierno nacional. Lo que exigimos es respeto a nuestra autonomía, saber qué se está haciendo con nuestras tierras, que nuestras áreas protegidas estén despejadas y que cumplan la finalidad para la cual han sido establecidas así”, sostuvo.

Los movilizados exigían que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) anule unas resoluciones que permiten asentamientos en las áreas protegidas de Tucavaca y El Paquió.

La Policía intervino la noche del martes el bloqueo, cargó contra los manifestantes con gases lacrimógenos y “hubo excesos”, lo que desató “la ira del pueblo”, según Quezada.

Pobladores de Roboré terminaron incendiando un edificio policial y el autobús en el que los uniformados fueron trasladados para intervenir el bloqueo.

Según Quezada, el INRA ha admitido que hay resoluciones “en proceso de autorización” para los asentamientos en Tucavaca.

Al respecto, aseguró que no lo permitirán “porque sería dañar nuestra reserva, que es el pulmón, el productor de agua de nuestro medioambiente”.

En agosto pasado mediante imágenes satelitales se descubrió un desmonte de unas 55 hectáreas en El Paquió, donde incluso ya existe un camino de tierra de 3 kilómetros de largo y 12 metros de ancho “y las parcelas a los costados”.

Estos terrenos fueron asignados a una comunidad de campesinos que emigraron desde otras regiones, denominada Tupac Amaru.

“Estamos pidiendo que se despeje el área, que la dejen limpia de intervenciones, limpia de estos asentamientos para que cumpla la función para la cual ha sido designada”, afirmó Quezada.

El alcalde recordó que esa área protegida está bajo administración municipal.