Postergan hasta el lunes tratamiento de la Ley del SUS

El Ministerio de Salud, la Cámara de Diputados y el Colegio Médico de Bolivia acordaron ayer analizar, el fin de semana, “por tiempo y materia” el proyecto de Ley del Sistema Único de Salud (SUS), que beneficiará a más de 5 millones de personas que no cuentan con un seguro médico. La Cámara de Diputados decidió suspender el tratamiento del proyecto de Ley de SUS hasta el próximo lunes.

“Se ha acordado por unanimidad trabajar el sábado y domingo por tiempo y materia, para llegar a lograr consensos respecto a la Ley 475 del Sistema Único de Salud”, informó el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

El tratamiento de ese proyecto en el pleno de la Cámara Diputados fue diferido para el lunes de la siguiente semana.

“Estamos haciendo esfuerzos supremos para que se pueda consensuar esta ley, principalmente producto de un acuerdo con los médicos y para tal efecto, el tratamiento de la presente Ley se va a diferir hasta el día lunes”, remarcó Borda.

La determinación fue asumida en una reunión encabezada por Borda, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, y el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, abogó por la construcción de una normativa concertada para garantizar la sostenibilidad del SUS.

En la reunión hemos pedido diferir el tratamiento del proyecto de ley “para que los profesionales podamos trabajar en forma consensuado con los técnicos del Ministerio de Salud y los nuestros, con el fin de tener una norma que garantice todas las condiciones de un sistema que va recibir un universo de usuarios”, puntualizó.

A su turno, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que las observaciones del Colegio Médico al proyecto de ley serán respondidas con “tranquilidad, certeza y amplia voluntad” de informar y socializar el documento.

Montaño agregó que durante el fin de semana (sábado y domingo), el sector médico y su ministerio trabajarán “por tiempo y materia” hasta tratar de lograr un acuerdo sobre la Ley del SUS.

Pues “hay algunos puntos que clarificar sobre la Ley y fundamentalmente sabiendo que el tema principal tiene que ver con el financiamiento que el Gobierno nacional va a garantizar para que el SUS funcione a partir del 1 de marzo”, afirmó.

“Tenemos la certeza que esta ley va a ser una ley que, ojalá de manera consensuada, beneficie a la mayoría de la población boliviana (…), esa es la lógica tanto del Colegio Médico, el Gobierno nacional y la Asamblea Legislativa. Estamos con el mismo espíritu de buscar una atención gratuita, universal y de calidad para la población”, enfatizó.

El Gobierno destinó un presupuesto inicial de 200 millones de dólares para la implementación del SUS y los médicos consideraron desde un principio que es insuficiente, por lo que incluso se llegó a generar medidas de presión.