Preocupación de los empresarios

¿Cuál es la base de cálculo para la incidencia de los sectores en el crecimiento del PIB, y en particular para la agricultura en los últimos años? ¿Cuánto del universo empresarial (formal e informal, pequeña, mediana y gran empresa) es tomado en cuenta para las estimaciones del PIB? ¿Cuáles son las fuentes de información para la estimación del consumo de los hogares? ¿Cuál es su grado de cobertura? ¿Cómo se explica la caída del ritmo de crecimiento de precios internos en un supuesto contexto de crecimiento de la economía?

Estas y otras interrogantes fueron planteadas al Gobierno por la Cámara Nacional de Comercio de Bolivia (CNC) mediante una carta dirigida al presidente Evo Morales, en la que se suman a la Confederación de Empresarios Privados, para aceptar la invitación que hiciera el primer mandatario al sector privado para una reunión en la que se pueda analizar el pago del doble aguinaldo este año.

La Cámara de Comercio cuestiona la medición del crecimiento económico y efectúa diez preguntas. La nota está rubricada por el presidente, vicepresidente y gerente general de la CNC, Marco Antonio Salinas, Rolando Kempff y Gustavo Jáuregui, que observan la fiabilidad de algunos indicadores sobre el crecimiento, ya que estos no reflejan la realidad que las empresas viven, en particular las pequeñas y medianas empresas, mismas que han reducido sus ventas y sus costos de operación se incrementaron.

La misiva de los empresarios afirma que el planteamiento suyo se realiza con un criterio propositivo, bajo la premisa de fomentar la industria, el comercio y la producción nacional. Argumentan que el crecimiento de la economía nacional en los últimos tres años disminuyó, luego de alcanzar un máximo de 6,8 por ciento en 2013, un año después (2014) la cifra disminuyó a 5,5 por ciento, en 2015 cayó a 4,9 por ciento, en 2016 a 4,3 por ciento y en 2017 registró una cifra de 4,2 por ciento.

Recordemos que en 2016 y 2017 no se pagó el doble aguinaldo debido a que el crecimiento de la economía no registró 4,5 por ciento, que según la norma legal debe alcanzar a este porcentaje para cumplir con el pago. Las proyecciones internacionales fijan para Bolivia una cifra de 4 por ciento de crecimiento, muy debajo de lo que estima el Gobierno, de 4,7 por ciento para este año, en una estimación anticipada.

El cuestionario técnico de la CNC incluye consultas como ¿Cuál es la base de cálculo para la incidencia de los sectores en el crecimiento del PIB, y en particular para la agricultura en los últimos años? ¿Cuáles son las fuentes de información primarias para la estimación de la actividad agrícola no industrial? ¿De qué año data la matriz de coeficientes técnicos utilizada en el cálculo del PIB? ¿Cuál es la base de cálculo de los deflactores del PIB? (El Deflactor del PIB es otra medida de cálculo de la inflación. El PIB se puede calcular de dos formas, el PIB real y el nominal. Para calcular el deflactor del PIB se divide el PIB nominal a precios corrientes entre el PIB real a precios constantes.)

También se consulta si ¿Toda la inversión pública registrada es inversión en activos fijos? ¿Cuánto del universo empresarial (formal e informal, pequeña, mediana y gran empresa) es tomado en cuenta para las estimaciones del PIB? ¿Cuál ha sido el impacto de la reducción en las posibilidades para deducir el IVA sobre los precios al productor y en particular sobre el valor agregado? ¿Cuáles son las fuentes de información para la estimación del consumo de los hogares? ¿Cuál es su grado de cobertura? ¿Cómo se explica la caída del ritmo de crecimiento de precios internos en un supuesto contexto de crecimiento de la economía? En un supuesto contexto de crecimiento, con incremento de la emisión monetaria, ¿cómo explica el MEFP la caída en el crecimiento de cuentas bancarias y la desaceleración del crecimiento de la cartera en la banca?

En reiteradas oportunidades los empresarios del país han cuestionado el pago del doble aguinaldo y de algunas medidas del gobierno limitantes para la producción, inversión y las exportaciones. Pese a haberse comprometido el gobierno a analizar las demandas, hasta ahora poco se ha avanzado. La nueva reunión con el gobierno podría despejar las dudas que existen.