Previsión económica boliviana decepciona a FMI, indica experto

El crecimiento económico de 4,5 por ciento proyectado en Bolivia decepciona al Fondo Monetario Mundial y al Banco Mundial, cuyas previsiones subestiman el desarrollo del país, indicó ayer el exministro de Economía Luis Arce.

Señaló que los indicadores de las recaudaciones del Servicio de Impuestos Nacionales y la evolución del crédito y de los depósitos del sistema financiero muestran un positivo crecimiento este 2018.

“Auguramos que en 2018 la economía boliviana estará tranquilamente por encima del 4,5 por ciento, una vez más decepcionaremos al BM y al FMI en sus proyecciones”, sostuvo. Señaló que, al primer trimestre de este año, los datos muestran más inversión pública con respecto a igual periodo de 2017, lo que apunta a que la economía no tendría que desacelerarse.

El extitular añadió que los sectores con mayor peso en la economía son la industria y la manufactura con 18 por ciento de participación; seguido del agropecuario (entre 11 y 12 por ciento); hidrocarburos (siete puntos porcentuales); y minería, con cinco por ciento.

Según Arce, los economistas neoliberales “no están viendo las cifras, se equivocaron cuando cayeron los precios internacionales y dijeron que la economía en Bolivia reaccionaría de igual manera”.