Productores buscan subir consumo promoviendo beneficios de lácteos

Los productores de leche bolivianos apuntan a elevar la demanda y el consumo de derivados de ese alimento, hasta ahora deficitario, mediante la difusión de sus beneficios y como medida para prevenir la diabetes o la desnutrición, informaron ayer fuentes del sector.

“Al haber más consumo de leche van a requerir más leche nuestra y más posibilidad de crecer como productores”, declaró el vicepresidente Federación Departamental de Productores de Leche de Santa Cruz (Fedeple), José Serrate.

El consumo per cápita de leche en Bolivia es de 62 litros al año, un nivel que no llega “ni a la mitad” de lo que recomiendan organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO), que es superior a los 160 litros anuales, comentó.

Según los datos proporcionados a Efe por el Instituto de Comercio Exterior (IBCE), la balanza comercial de lácteos ha registrado en 2018 saldos en contra por más de 3 millones de dólares.

Serrate manifestó que esa situación se debe al “crecimiento del contrabando” y la producción que ingresa a Bolivia, principalmente, desde Brasil y Argentina.

Por su parte, el jefe de Control de Calidad de la empresa PIL, Juan Pablo Bayá, señaló que pese a algunas situaciones adversas, la posibilidad de generar opciones de consumo están dadas.

Bayá se refirió, por ejemplo, a la tendencia actual de consumo que apuesta “al envase individual más que al familiar”, en lo que supone un modo exclusivo de inducir al consumo de leche principalmente en segmentos de población como niños y adolescentes.

Además, señaló que actualmente, “por la tecnología”, existen mejores mecanismos para preservar la calidad del producto y su duración, además que la aceptación de consumo depende en gran medida por la “información” que se pueda dar al consumidor sobre las cualidades del producto.

Estos temas, como la producción y la difusión de los beneficios, serán tratados mañana en La Paz en un foro sobre “Lácteos: aporte nutricional a la vida humana”, presentado este martes por el IBCE y en el que participarán especialistas en alimentación.

Justamente una de las expositoras, la nutricionista argentina Viviana Viviant, dijo a Efe que la leche es un alimento de “alto valor nutritivo, necesario e irremplazable”.

La experta enfatizó en esto último pese a las tendencias que buscan traer a menos la importancia de la leche que “únicamente”, puede ser reemplazada por el queso o el yogur, puesto que poseen los mismos componentes.

Al respecto, indicó que esos tres de alimentos son esenciales “para tratar y prevenir la desnutrición, pero también para prevenir la obesidad”.

“Lo que pasa en los chicos es obesidad con desnutrición oculta, cuando el chico es gordito pero tienen deficiencias de vitaminas”, apuntó, una tendencia mundial a causa del consumo de alimentos y bebidas azucaradas.