Productores de grano piden medidas para salir del estancamiento

Anapo

Los productores de grano de Bolivia plantearon una serie de medidas para sacar al sector del estancamiento en que denuncian que se encuentra desde hace años, pese a los mejores resultados de la cosecha en 2018.

Un mejor acceso a semilla genéticamente mejorada, la liberación total de las exportaciones de soya y un «precio justo» del fertilizante urea de producción estatal son algunas de las propuestas de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

La asociación expuso su balance anual en la producción de soya, maíz, trigo, girasol y sorgo, con casi 4,5 millones de toneladas, un 4 por ciento más que el año anterior.

La producción de 2018 representó un movimiento económico de al menos 1.160 millones de dólares, un 13 por ciento más con relación a 2017, según destacó en un comunicado.

Sin embargo, esta cosecha es un 10 por ciento menor respecto a 2014, lo que a su juicio «demuestra que el sector productivo se encuentra estancado sin poder recuperar la producción de mejores años».

Anapo demandó políticas del Gobierno boliviano que «brinden una solución a los problemas estructurales existentes para ampliar la frontera agrícola», con medidas como las planteadas por esta agrupación de productores.

Esta asociación aglutina a unos 14.000 productores de Santa Cruz, la mayor región y la más pujante de Bolivia, y reclama desde hace tiempo el levantamiento de restricciones a la aplicación de biotecnología y a las exportaciones, para ser más competitivos frente a países vecinos y ante adversidades como las sequías.