Proyecto Etanol demanda $us 40 millones de inversión en Ingenio Azucarero de Guabirá

El Ingenio Azucarero de Guabirá, en el Norte Integrado de Santa Cruz, prevé una inversión de más de 40 millones de dólares entre 2019 y 2020, para la producción alcohol anhidro-etanol, en el ingreso de Bolivia a la era del biocombustible, dijo el presidente de la empresa, Mariano Aguilera.

“Guabirá tiene planificado invertir algo más de 40 millones de dólares en dos años, vamos a ampliar molienda, vamos a pasar de 19.000 a 25.000 toneladas de caña por día para poder producir de 150 a 180 millones de litros de alcohol”, indicó en declaraciones a los periodistas que llegaron hasta el ingenio emplazado a unos 200 km de la ciudad de Santa Cruz.

Aguilera precisó que a la fecha Guabirá ya invirtió cerca de 9 millones de dólares para ampliar la producción de caña en 9.000 hectáreas de sembríos.

También en la adquisición de una máquina deshidratadora de alcohol, que insumió cerca de 5 millones de dólares para producir un millón de litros por día.

La planta deshidratadoraentrará en funcionamiento hasta finales de 2019.

“Guabirá en estos momentos ya tiene producidos 5 millones de litros de alcohol listos para entregar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos”, precisó.

“Hemos dado a Yacimientos 10.000 litros para que se haga un análisis y vayan vehículos desde Santa Cruz hasta lo más alto del país, hemos estado en Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí para probar varios vehículos y el resultado fue óptimos. Guabirá puso un vehículo, el más viejo, con 10 años de antigüedad, fue y volvió con el combustible del alcohol”, mencionó.

Destacó la apertura del Gobierno nacional para que Bolivia ingrese a la era del biocombustible, que permitirá ahorrar recursos al país en la producción de gasolina.

Aguilera hizo votos para que en agosto pueda contarse con la normativa y la ley para que el proyecto de introducir a Bolivia en la era del combustible de origen no fósil avance.

“Este es un tema que no tiene retro, es como la moto”, sostuvo.

“Nos debe ir bien a todos, en este proyecto ganamos todos, gana el Estado y ganamos los bolivianos al consumir un combustible amigable con el medioambiente, un combustible de mayor octanaje”, agregó.