Rafael Quispe no puede ser expulsado del “MAS” sin debido proceso interno

APG

Rafael Quispe, que sin su consentimiento apareció “inscrito” en registros del MAS, en declaración a redactores de JORNADA denunció que él nunca admitió ni fue consultado para integrar las listas de dicho partido, pero que, al haber sido incluido, ajeno a su voluntad, se presenta como “militante impugnador del binomio Evo Morales y Álvaro García Linera”.

“Por qué me van a expulsar sin previo proceso interno por ante el Tribunal de Honor de dicha sigla, he constituido el binomio de la impugnación, el TSE con argucias, ahora, indica que solo los representantes del partido acreditado ante dicho organismo pueden presentar los binomios, entonces por qué diablos admitió libros de registros de militantes presentados por encargados de dichos partidos”.

El TSE debe interponer querella penal contra los jefes de los partidos que arbitrariamente hicieron inscribir a ciudadanos, en sus listas, después de lo ocurrido no procede ninguna expulsión sin proceso interno, reiteró.

El TSE está obrando de manera ilegal, discriminando un binomio de impugnación al interior del MAS que incluye a una brillante mujer de pollera para la vicepresidencia, admite el binomio Morales-García Linera sin antes haberse pronunciado o dictado resolución respeto al referéndum del 21 F, es una actitud dolosa en contra de la Constitución Política del Estado, actúa parcializándose con dicho binomio que yo impugno.

En uso de mis derechos fundamentales, como persona, hago un llamado a todos “los disidentes del MAS” a que se unan a mi causa, los llamados “libre pensadores” por su discrepancia con el gobierno, deben hacer causa común con mi posición, ellos han sido expulsados sin previo proceso interno, por tanto siguen siendo militantes del MAS, ya el exdiputado Almaraz, se pronunció al respecto, pido que el TSE haga conocer una posición imparcial equidistante de su compromiso con el partido oficial, enfatizó el diputado Rafael Quispe.

Libre pensadores, ideologías y derechos

Analistas políticos consideran que los “libre pensadores” expulsados “a dedo” por tener conocimiento intelectual profesional y no empírico: Dra. Rebeca Delgado, Raúl Prada, Sergio Almaraz, podrían unirse a un esquema de impugnación que permita renovación al interior de dicho partido, que obtuvo la sigla “MAS” en préstamo del exdiputado de Falange Socialista Boliviana, David Añez Pedraza, que reivindicaba los derechos humanos del indio, de la exclusión a quienes pensaban diferente de las clases dominantes, contra la discriminación por su origen, color de la piel sometidos a la esclavitud , o al presente la exaltación de igualdad de género pero que en los hechos se conculca los derechos de la mujer para cargos jerárquicos.

El MAS, señalan los politólogos doctores Ronald Torres Armas, Wenceslao Jáuregui, “en trece años de estada en funciones estatales no auspició el surgimiento de fórmulas encabezadas por mujeres, profesionales y amplias en visión social comunitaria colectiva para ejercer la Presidencia y/o Vicepresidencia de Bolivia”.

El ideólogo Ramiro Reynaga, considera que en el MAS hay tres corrientes: Una generacional que busca nuevas alternativas de solución a la problemática socio económica, pero no le permiten surgimiento interno partidario, otra que cree que el partido debe estar bajo sus deseos y designios, mismos que tuvieron desacertada labor, como en casos de la Calancha, Tipnis, Fondo de Desarrollo Campesino, fracaso en la demanda marítima ante la Haya, reubicándose en forma continua en puestos públicos sin dar oportunidad a otros militantes y una tercera, que se amparó en la telúrica andina y fracasó ante el avance de requerimientos de la población que más allá del slogan de “500 años de explotación” que es copia fiel de lo que expresaba el expresidente de México Benito Juárez, es apoyado por una clase media oportunista que no da la cara pero si resulta beneficiada en lo económico por su alabanza al caudillo y a ultranza prefabrica movilizaciones con dirigentes de los denominados” movimientos sociales”, muchos de ellos inmersos en corrupción de alto nivel.

Por tanto, la posición del dirigente campesino y actual diputado Rafael Quispe, quien no es santo de mi devoción, resulta espinoso para quienes elaboraron inscripciones fraudulentas de “militantes para demostrar que son un millón” y que en lugar de expulsarlo como si fuera de mutuo propio militante, caen en ridiculez, cómo expulsar a quien nunca fue militante y que, de acuerdo a sus afirmaciones, no fue consultado para aparecer ahora registrado en libros del MAS por ante el TSE, pero que ante los hechos se declara “impugnador”?, es increíble, los detentadores del poder político del MAS deben justificar mediante el debido proceso qué es lo que ocurrió y porque dicen que lo “expulsaron”, admitiendo que sí es un militante, pero que no se le permite defenderse por ante Tribunal de Honor y ante competencias constitucionales, concluyó.