Remiten a la justicia ordinaria a militares acusados de vejámenes a un premilitar

Los tres militares, instructores del Regimiento Ingavi de El Alto, acusados por la violación de los derechos humanos de un premilitar fueron remitidos a la justicia ordinaria, informó ayer el jefe del Departamento de Corrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Miguel Ocampo.

“Los dos sargentos y un subteniente después de pernoctar en la FELCC fueron remitidos a celdas judiciales a la espera de la audiencia cautelar, en la que se definirá la situación jurídica”, indicó.

Ocampo explicó que el Ministerio Público presentó la imputación contra los tres uniformados por la comisión de los delitos de incumplimiento de deberes, daños contra la salud, homicidio, suicidio, lesiones leves y graves.

Indicó que para asegurar o desvirtuar los extremos que pesan contra los imputados se tomarán en cuenta las declaraciones de ellos, la víctima y premilitares y sus padres que salieron en defensa de los acusados.

El jefe policial señaló que al menos 120 jóvenes están en condiciones de brindar sus testimonios a favor de los instructores.

Dijo que existen certificados médico-forenses que serán expuestos en la audiencia cautelar que dan cuenta de lesiones en la víctima, sobre todo una en el oído izquierdo, que fue causada por un golpe.

Agregó que esa lesión establece un impedimento de 10 días que puede prolongarse luego de nuevos estudios que se efectúen por disposición judicial.