Rescate sigue sin llegar a algunas zonas afectadas por tsunami en Indonesia

EFE

Las autoridades de Indonesia reconocieron que los equipos de rescate aún no han podido llegar a todas las zonas afectadas por el terremoto de magnitud 7,5 y posterior tsunami que causaron al menos 844 muertos el pasado viernes en la isla de Célebes, en la región central del archipiélago.

“Hay algunos sitios a los que no podemos llegar, pero no muchos. En Donggala por ejemplo hay algunos distritos donde tenemos que enviar suministros en helicóptero”, precisó a Efe el coronel Muhammad Thohir, del Ejército indonesio.

Thohir indicó que los suministros de gasolina y agua potable están llegando a la isla, aunque aún son insuficientes para las necesidades de decenas de miles de afectados que lo han perdido todo.

El militar indonesio afirmó que otras prioridades son hacer llegar comida a las personas que más lo necesitan, enterrar los cadáveres en las fosas comunes y garantizar la seguridad del aeropuerto, al que se prevé que desde mañana lleguen vuelos comerciales.

La Cruz Roja está trabajando para que llegue más agua potable a Donggala, una de las localidades más afectadas junto con Palu, en el norte de la isla.

El coronel añadió que han rescatado a los supervivientes de Petobo, al sureste de Palu, pero aún no han podido recuperar los cadáveres de entre los escombros, que se cree que podrían ser centenares.

Hasta el momento, unas 153 víctimas mortales han sido enterradas en fosas comunes para evitar la descomposición de los cuerpos, mientras que se teme que pueda haber cientos de muertos enterrados en las ruinas y bajo el barro de los corrimientos de tierra.

El portavoz de la agencia de gestión de desastres, Sutopo Purwo Nugroho, informó en Twitter que al menos diez camiones cisterna suministraron gasolina en Palu bajo custodia policial.

“La comunidad está recogiendo el combustible en las estaciones con latas y botellas. Muchos surtidores de las gasolineras fueron dañados por el seísmo y tsunami en Palu”, explicó Sutopo.

El terremoto ha causado 844 muertos -821 en Palu, 12 en Parigi Moutong y 11 en la municipalidad de Donggala-, según los últimos datos oficiales, aunque el registro del puesto de comandancia militar en la capital provincial informa de más de 900 fallecidos.

La lista se completa con 90 desaparecidos, 632 heridos y 48.000 personas atendidas en más de un centenar de centros de acogida.

Al menos 557 personas murieron y casi 400.000 resultaron desplazadas por los cuatro terremotos de magnitudes comprendidas entre 6,3 y 6,9 que sacudieron la isla de Lombok entre el 29 de julio y el 19 de agosto pasados.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.