Responsabilidad medioambiental

Bolivia incumple todos los parámetros de protección al medio ambiente, pese a que la Constitución Política del Estado asigna gran importancia a la preservación ambiental. Ni la iniciativa de declarar derechos a la Madre Tierra ni los discursos indigenistas y argumentos originarios han podido frenar las agresiones contaminantes y depredadoras que se practican en Bolivia.

Hoy, 5 de junio, se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, y globalmente se han logrado importantes acuerdos para defender al planeta. Casi todos los países del mundo se han sumado a las iniciativas para proteger a la tierra que es víctima del calentamiento global, el cambio climático, la deforestación, el desperdicio de agua dulce, la contaminación y una acción sistemática que le quita vida al planeta.

Las campañas de sensibilización llegaron a muchas partes del orbe, pero lamentablemente en Bolivia vemos que se proyecta inundar extensas territorios y bosques para construir plantas hidroeléctricas, además de incursionar ilegalmente en la explotación de hidrocarburos en las reservas naturales protegidas. La lucha de quienes defienden el medioambiente está resultando cada vez más difícil en Bolivia, ya que las ONG que tienen en su mira la defensa de los bosques y recursos naturales, están sido asediadas.

La Organización de las Naciones Unidas al recordar el Día Mundial de Medio Ambiente difundió una reflexión destacando que el ser humano es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente. En la larga y tortuosa evolución de la especie humana en este planeta se ha llegado a una etapa en que, gracias a la rápida aceleración de la ciencia y la tecnología, las personas han adquirido el poder de transformar, de innumerables maneras y en una escala sin precedentes, cuanto las rodea.
En un mensaje alusivo a la fecha señala que las Naciones Unidas, conscientes de que la protección y el mejoramiento del medio humano es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, designaron el 5 de junio entero, Día Mundial del Medio Ambiente.

Señala que la celebración de este día nos brinda la oportunidad de ampliar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del medio. Este día ha ido ganando relevancia desde que comenzó a celebrarse en 1974 y, ahora, es una plataforma mundial de divulgación pública con amplia repercusión en todo el globo. El país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, donde tienen lugar las celebraciones oficiales, varía anualmente. Este año es India.

Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema de este año, “Sin contaminación por plástico”, hace un llamado a la población de todo el mundo en favor de un planeta libre de contaminación por plásticos. Cada año se vierten en los océanos 8 millones de toneladas de plástico, lo que amenaza la vida marina y humana, y destruye los ecosistemas naturales. El objetivo es concienciar sobre la necesidad de reducir la cantidad de plástico que se vierte en nuestros océanos.

La celebración de este día pretende hacernos conscientes de que nosotros mismos podemos cambiar hábitos en nuestro día a día para reducir la pesada carga de la contaminación de los plásticos en nuestra naturaleza, en nuestra vida silvestre y sobre nuestra propia salud. Si bien es cierto que el plástico tiene diversos usos valiosos, dependemos demasiado del plástico de un solo uso o desechable y eso tiene graves consecuencias medioambientales.