Salud, prioridad del Estado

El presidente Evo Morales afirmó que por falta de orientación no se invirtió en su momento en la construcción de hospitales, pero aseguró que ahora se hará frente al problema. La afirmación fue efectuada en el acto de firma de un contrato para la construcción y equipamiento del primer Instituto Gastroenterológico de La Paz, un centro hospitalario que costará aproximadamente cien millones de dólares, “Necesitamos su participación, necesitamos su orientación”, dijo el jefe de Estado.

El instituto forma parte de 49 edificaciones del Plan de Hospitales para Bolivia, que el gobierno impulsa: cuatro de cuarto nivel, 12 de tercer nivel y 33 de segundo nivel en todo el país, con una inversión de unos dos mil millones de dólares. Más vale tarde que nunca, dice una sentencia popular. Morales reconoció que por falta de orientación no se hizo más por el sector de salud. Las carencias en el sistema de salud nacional son graves y todo esfuerzo para dar atención adecuada de salud a la población, merece reconocimiento.

Pero es necesario que el gobierno castigue a quienes administraron los Ministerios de Salud y Finanzas desde hace 12 años, porque no supieron recoger las orientaciones e inquietudes de la población, de los profesionales del sector y de los organismos internacionales, que demandaban constantemente medidas para mejorar la atención médica y la seguridad social.

Recordemos que los paros y huelgas médicas han sido precisamente demandando mayor presupuesto para el sector, más ítems para profesionales, recursos para tecnología, equipos, hospitales y medicamentos, entre otros. La respuesta desde esos dos Ministerios fue siempre elusiva. Como solución a la huelga médica de 2012, se acordó convocar a una Cumbre Social de Salud, que fue politizada, por ambas partes, organizaciones profesionales y entre cocaleros, campesinos, sindicatos y organizaciones afines al MAS desvirtuaron la cumbre.

En el campo internacional también surgieron orientaciones para mejorar el sistema. La Organización Mundial de Salud exhortó a los gobiernos a invertir más en investigación para la salud, como medio para lograr que efectivamente se alcance una cobertura universal, y el pleno acceso a servicios de calidad en materia de prevención, tratamiento, rehabilitación, cuidados paliativos y protección contra los riesgos económicos y sociales. Señalaba la OMS que estos objetivos no pueden alcanzarse sin los datos científicos que proporciona la investigación.

En el Informe 2013 sobre el estado de la salud en el mundo -un año después de la huelga médica- efectuado por la OMS, se afirmaba que la investigación es un instrumento poderoso para resolver una amplia gama de interrogantes acerca de cómo conseguir la cobertura universal, y proporciona respuestas para mejorar la salud, el bienestar y el desarrollo del ser humano.

Pero finalmente parece que se ha comprendido la necesidad de atender mejor la salud de la población y se ha decidido invertir en la construcción de modernos hospitales que estén dotados de tecnología de punta, para lo cual se han destinados dos mil millones de dólares. Ahora falta fortalecer las instituciones y el sistema.

El primer hospital de una serie de 49 proyectos a nivel nacional, se construirá en La Paz, se trata del Instituto Gastroenterológico, que demandará una inversión de al menos Bs 700 millones. Según los informes oficiales, dicho centro beneficiará a 1,6 millones de habitantes y contará con 16 clínicas, 13 de imagenología, 15 de apoyo al diagnóstico-tratamiento, 8 de asistencia complementaria, 10 laboratorios, ocho de patología, nueve quirúrgicos y siete para pacientes críticos.

Además, tendrá 12 servicios de docencia e investigación, 17 oficinas administrativas, 15 servicios generales, seis espacios de confort, entre ellos una guardería, albergue familiar y residencia para el personal de salud. El contrato se firmó en un acto público al que asistieron el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, entre otras autoridades.