Se estrenó la nueva línea Plateada del teleférico

APG

Entró ayer en operación la décima línea del teleférico de La Paz, que no solo es el más alto del mundo sino que también ha transformado el paisaje urbano y la vida de dos millones de habitantes.

La nueva línea completa el “anillo de integración metropolitano” entre las ciudades de La Paz y El Alto, que involucra una red de teleféricos que supera los 30 kilómetros de extensión por aire, 36 estaciones terrenas y 1.396 cabinas que sobrevuelan ambas urbes, señaló el gerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiler.

Las conexiones entre líneas vencen diferencias extremas de altura de hasta 700 metros entre La Paz y El Alto. El teleférico también está tendiendo puentes culturales y sociales entre las dos urbes más pobladas del país.

“Es el único teleférico de transporte público y masivo en el mundo y ubica a Bolivia en un sitio de privilegio en la solución a la movilidad urbana. Redujo en 30% los accidentes del transporte público, la contaminación y ayuda a ahorrar gasolina”, dijo Dockweiler.

La construcción de un sistema que integre las distintas modalidades de transporte es un reto de la agenda pública que tropieza con dificultades políticas entre el gobierno encabezado por Evo Morales, impulsor del teleférico, y los alcaldes de La Paz y el Alto, quienes pertenecen a partidos opositores.

Morales destacó la administración de las líneas del teleférico porque no hubo quejas de mala atención del personal; sin embargo, pidió a los trabajadores de la empresa que cada día vayan mejorando el servicio.

“Nuestro respeto por ese esfuerzo y compromiso de los obreros por tanto trabajo. Pero también para nuestros profesionales patriotas que junto a los movimientos sociales expresan su conocimiento, su compromiso por la Patria”, destacó.

La Línea Plateada cuenta con 171 cabinas, recorrerá 2,62 kilómetros en 11,5 minutos y transportará alrededor de 3.000 pasajeros por hora/sentido, además de proporcionar a los pasajeros una vista única de la hoyada paceña, ya que sobrevuela la ladera de El Alto.