Se implementará el Seguro de Salud gratuito desde 2019

El presidente Evo Morales anunció ayer que el Seguro Universal de Salud gratuito se pondrá en marcha en Bolivia desde el próximo año, financiado con recursos públicos y no con aportes del beneficiario.

En una comparecencia ante los medios junto a sindicalistas afines a su Gobierno, Morales aseguró que “habrá un seguro universal gratuito” que se implementará “desde el próximo año”.

La decisión fue comunicada tras una reunión que sostuvo con los dirigentes de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a organizaciones sociales afines al Gobierno boliviano.

“Acordamos como Gobierno nacional y la Conalcam no solo retomar los encuentros departamentales por un nuevo Sistema de Salud, sino que hemos decidido que habrá un Seguro Universal Gratuito”, remarcó Morales.

Anticipó además que se retomarán los encuentros departamentales para analizar las mejoras que deben existir en los servicios médicos. Ratificó que existirá una cita nacional, en el que se “debatirán algunos temas estructurales sobre el Sistema de Salud”.

El objetivo implicará abrir el debate sobre “temas estructurales” como las inversiones que se realizarán en salud y retomar los encuentros departamentales para constituir un nuevo sistema de sanidad, añadió Morales.

El seguro “no será con los aportes de los trabajadores” sino con plata fiscal del Tesoro General del Estado (TGE).

“Quiero informar que este Seguro Universal Gratuito, no será con los aportes de los trabajadores, eso está respetado, desde el próximo año implementaremos este seguro, con recursos del TGN, con la plata fiscal y no con la plata de los trabajadores, quiero que esto quede claro”, enfatizó Morales.

Morales ya había anticipado que Bolivia contaría con un seguro universal de salud, tras identificarse debilidades, producto del conflicto con el sector médico generado por el rechazo al artículo 205 del Código Penal, que a juicio de los médicos, atentaba contra su labor; y la creación de una Autoridad de Fiscalización y Control en el Sistema de Salud.

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera señaló en su momento que la implementación del seguro demandaría unos 300 millones de dólares, que serían financiados en un 90 por ciento por el Gobierno nacional y el remanente por los gobiernos subnacionales.

El Seguro Universal de Salud fue una promesa electoral de Morales en las elecciones generales de 2014.

La propuesta establecía que hasta el 2020 se produciría la implementación gradual en todos los departamentos de Bolivia y que tenía previsto cubrir al menos al 70 % de la población.