Se movilizan contra el contrabando y la importación de muebles

APG

La Federación de Artesanos y Trabajadores en Madera (FATMA), se encuentra en estado de emergencia ante el ingreso de contrabando e importación de muebles chinos, brasileños y peruanos. Ayer se movilizaron por el centro paceño.

“Salimos en marcha de protesta en defensa de la producción nacional para que no se cierren unidades productivas, como de los carpinteros, por la importación y el contrabando de muebles chinos, queremos una política de reactivar el aparato productivo”, señaló secretario ejecutivo de FATMA, Héctor Delgado.

El sector exige el respeto a la producción nacional y anunció que continuarán con las movilizaciones junto a otras organizaciones que también se ven afectadas.

“Se están cerrando miles de unidades productivas por el contrabando y la importación de muebles chinos, brasileros y peruanos”, aseveró Delgado.

Según el dirigente, “de 750 afiliados que se tenía en su sector, los mismos habrían disminuido a solo 450; a su vez aseguró que su economía quedó muy afectada, siendo que antes diariamente vendían entre 9 y 10 muebles, sin embargo, ahora sólo se vende entre uno o dos muebles bolivianos, situación que es insostenible” para su gremio.

Por otra parte, informó que entregaron al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural un pliego petitorio con todas las demandas de los trabajadores, entre ellas la realización de un diálogo con el ministro Eugenio Rojas.