Se reabre nuevamente debate sobre ley contra negligencia médica

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, instó ayer a retomar el debate sobre el Código del Sistema Penal o ir trabajando una normativa que castigue la negligencia médica después de conocerse el caso del niño Sebastián de tres años que sufre de cáncer y se lo sometió a una operación para extirparle un riñón afectado, pero se le quitó el que estaba sano.

Rocabado consideró que el caso de Sebastián debería dar pie a retomar el debate respecto de las normas sobre la praxis médica, archivado tras fuertes protestas de profesionales a inicios de año en el caso del nuevo Código del Sistema Penal.

“A principios de año hubo una férrea oposición al Código del Sistema Penal, creo que ahí se daba ciertas garantías a los profesionales médicos y obviamente hacia a la población. Tal vez sería bueno retomar el tema e ir trabajando en una normativa que nos permita mejorar estos aspectos que son preocupantes tanto para el profesional como para la población que se ve afectada”, señaló el funcionario de Estado en entrevista con Bolivia Tv.

El caso del niño Sebastián salió a luz pública el miércoles pasado después de la denuncia de los padres sobre la extirpación errónea de un riñón. De acuerdo con la investigación, el menor fue sometido a una cirugía para extirparle uno de los riñones, pero el médico en vez de extraerle el órgano dañado le retiró el sano. Este hecho consternó a la población.

Ante esta situación, el Ministro de Salud cree que es necesario trabajar una norma que regule la negligencia médica.

Sobre la situación del médico Roger Moreno Buchón, que intervino a Sebastián, señaló que su situación se empezará a clarificar a partir de este lunes en la tarde, cuando se conozcan los resultados de la auditoría médica.

“Se conocerá la auditoría médica que solicitaron, también el grado de responsabilidad del profesional”; adelantó que no se cumplió los protocolos a la hora de realizar la intervención al pequeño.

“Nosotros hemos solicitado la auditoría médica, en horas de la tarde ya se hará llegar esta auditoría y ahí se determinará la responsabilidad o no de este profesional (…), la magnitud de la negligencia. Obviamente a simple vista se puede ver que no se cumplieron con los protocolos (…)”, puntualizó el Ministro.

Rocabado agregó que, según su conocimiento, la acusación podría ser por lesiones graves y gravísimas, aunque aclaró que el tema debe ser definido por las autoridades correspondientes.

De otra parte, reiteró que el Gobierno se hará cargo íntegramente de la atención de la salud y del trasplante de riñón del niño de tres años. El menor fue trasladado del Oncológico al Hospital del Niño donde se encuentra internado en terapia intensiva, con pronóstico reservado.

Además, dejó en manos de las autoridades jurisdiccionales determinar el tipo penal por el cual deberán ser procesados el o los responsables de este hecho, aunque inicialmente se habla de lesiones graves y gravísimas. La autoridad considera que debe haber una sanción contra los responsables de este caso.

El Código del Sistema Penal regulaba y sancionaba la negligencia médica, pero fue abrogado en enero pasado al ser rechazado y cuestionado por varios sectores del país con movilizaciones y una huelga de legisladores de la oposición, reportó Erbol.

Seguro universal de salud en Bolivia

Por otra parte, Rocabado ratificó que la implementación del seguro universal de salud en Bolivia es un paso irreversible.

Comentó que esta acción está respaldada por la Constitución Política del Estado y va dirigida fundamentalmente al 51 por ciento de la población que en este momento se encuentra desprotegida.

Rocabado anunció la celebración de cumbres y reuniones de trabajo como mecanismos para decidir cuál será la estrategia para la puesta en marcha de este programa gubernamental, que comenzará a funcionar en el mes de enero de 2019.

“Creo que es importante lo que estamos consiguiendo para la población boliviana; darle salud, ese es el desafío que tenemos” destacó.

El ministro convocó a galenos y población en general a participar en los debates para elaborar de conjunto la línea estratégica que permitirá el éxito de este programa.

El presidente Evo Morales ha declarado que los recursos de inversión para el seguro universal de salud provienen de los fondos del Tesoro General de la Nación.

Por su parte el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Fernando Leanes, calificó esta decisión como un paso necesario pero desafiante.

Asimismo, señaló que lo ideal es la implementación gradual de ese seguro con la utilización de los 200 millones de dólares que comprometió el gobierno para esa tarea, cifra que calificó de significativa.