Según Chile el acuerdo con Bolivia no obligaba a pagar por 50 % del Silala

El preacuerdo que Bolivia y Chile alcanzaron en 2009 por el manantial Silala dispuso el 50 % del cauce para cada país sin necesidad de compensación económica entre las partes, precisaron ayer a Efe fuentes oficiales.

El preacuerdo establecía el uso del Silala al 50 % entre Bolivia y Chile sin ningún pago salvo si alguna de las partes quisiera usar más de la mitad que le correspondía, situación en que se tendría que retribuir a la otra nación, explicaron las fuentes.

La negociación que dio lugar a este preacuerdo se dio entre las Cancillerías de ambos países, pero Bolivia lo sometió a discusión en su Congreso, dónde encontró una fuerte oposición, según las fuentes.

Asimismo, destacaron que Bolivia buscaba que se reconociera lo que considera una “deuda histórica” de Chile por usar los recursos del Silala desde 1908.

Finalmente, las fuerzas políticas de la oposición llevaron al Gobierno boliviano a suspender la ratificación del preacuerdo, dijeron las fuentes.

El Silala es un cauce de agua que nace en el Potosí y cruza la frontera hacia Antofagasta, pero su uso y estatus ha erosionado las relaciones entre Santiago y La Paz en los últimos veinte años.

Chile presentó el año pasado una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con el objetivo de que ese tribunal declare que el Silala es un río internacional y que tiene derecho a usar sus aguas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó ayer en declaraciones a Efe que Bolivia no presentará una contrademanda como respuesta a la demanda que llevó Chile a la CIJ de La Haya.

Bolivia defiende que las aguas del Silala son manantiales cuyo flujo fue desviado artificialmente hacia territorio chileno hace más de cien años, y acusa al país vecino de realizar un uso abusivo de los recursos hídricos.