Siete pilotos bolivianos ingresan a las arenas peruanas para el rally Dakar 2019

Facebook

Los pilotos bolivianos Wálter Nosiglia Navarro, Wálter Nosiglia Junior, Daniel Nosiglia, Fabricio Fuentes, Leonardo Martínez, Luis Barbery y Danny Nogales largarán este lunes en la primera etapa del Rally Dakar 2019, que se disputará en su totalidad en territorio peruano con diez jornadas de competencias.

Luego de la larga simbólica se efectuó ayer, en la Costa Verde de Magdalena, donde el público se dio cita para presenciar el paso de los motorizados por la rampa. Después de recibir por unos instantes el cariño de la afición, los 334 participantes (26 en cuadriciclos, 97 en coches, 33 en UTVs, 41 en camiones y 137 en motos) se dirigieron hacia el campamento para trabajar en la hoja de ruta para la primera etapa, que unirá Lima con Pisco, con 247 kilómetros de enlace y 84 km de especial. El primer piloto abrirá ruta a las 08:30 (hora boliviana).

La representación boliviana contará con Nosiglia Navarro (número de dorsal 258) y Martínez (261) en la categoría cuadriciclos; los hermanos Nosiglia Jagger (Daniel, 28; y Wálter, 58), Fuentes (31) y Nogales (66) en motos; y Barbery (395) en coches.

La delegación boliviana se redujo en estos días con la retirada de Suany Martínez (cuadriciclos) por lesión y Juan Carlos Salvatierra (cuadriciclos) por determinación de la Amaury Sport Organisation (ASO). Además de Rodrigo Alberto Gutiérrez (coches) que decidió no formar parte de este evento deportivo.

Esta vez los corredores tendrán diez días de carrera, con 5.000 kilómetros por recorrer, cuyo porcentaje de travesía en las arenas alcanza al 70 por ciento. Pese a que en este año sólo un país cumple con la tarea de anfitrión, el director de la Amaury, Etienne Lavigne, resaltó esta prueba porque vuelve a las raíces de la aventura por el desierto que tendrá que atravesar los participantes.

Los deportistas aprovecharon su paso por la rampa para expresar su solidaridad por el marginamiento de Salvatierra. Nosiglia Navarro dedicó esta carrera a su coterráneo, por la amistad que los une fuera de las competencias.

El principal objetivo con el cual largan las máquinas, con divisa boliviana, es completar el recorrido: llegar el 17 de enero a la capital limeña, sin descartar la posibilidad de pelear por los primeros puestos.

Esta carrera comienza en Lima hasta llegar a Pisco en su primer día, luego los deportistas tendrán que atravesar por San Juan de Marcona, Arequipa, Moquegua, Tacna, dar la vuelta hacia Arequipa para continuar por San Juan de Marcona, retomar Pisco y concluir en Lima. El 12 de enero será el único día de descanso en Arequipa.