Sport Boys propina una goleada a Destroyers

APG

Sport Boys inició con fuerza su participación en el torneo Clausura y con una goleada sobre Destroyers por 3-0 en condición de local en una tarde de domingo inspirada para el delantero argentino Martín Prost, de 29 años, autor de dos tantos en su debut con la camiseta azul y en el fútbol profesional boliviano.

El Toro dejó en alto su divisa frente a los cuchuquís, con un desplazamiento individual y colectivo que opacó al rival a lo largo del compromiso. Con esa ductilidad para jugar, Sport Boys hizo respetar el estadio Samuel Vaca Jiménez y en la primera fecha del campeonato se abre paso entre los sitios de privilegio.

La cuenta fue abierta por Carmelo Algarañaz, a los 20 minutos, con un disparo diagonal de zurda que efectuó dentro del área, tras quedar habilitado en un mal intento de los amarillos por salir de su zona ante la presión de los azules.

El elenco warneño contuvo los afanes del oponente y tenía un mejor panorama para que sus jugadores se muevan en la zona de ataque, porque Destroyers adelantó sus filas en procura de igualar las acciones.

El riesgo que tomó el equipo canario careció de criterio para mantener ajustadas las líneas y detrás dejó muchos espacios. Un pase largo, desde su lado del campo, llegó a los pies de Prost, quien ingresó a toda velocidad por el lado derecho sin marcación y definió con precisión ante Elder Araúz, a los 40 minutos.

Prost demostró su habilidad para desprenderse a los marcadores y anteponerse a la reacción de los centrales, de esta manera pudo anotar el 3-0 cuando Julio Pérez envió un centro al área y el delantero argentino pudo empujar la pelota con la punta del pie, sorprendiendo a Araúz, a los 58 minutos.

Destroyers quiso cambiar el compromiso con la obtención del descuento; sin embargo, sus intenciones eran apagadas y los futbolistas que brillaron con su juego en el anterior torneo no mostraron esas condiciones en este compromiso y sólo se vio empuje de algunos, como el debutante Bryan Schmidt, quien probó con remates de larga distancia sin fortuna.