Suiza compromete ayuda para luchar contra la pobreza y la desigualdad en Bolivia

La Embajada de Suiza en Bolivia tiene lista la nueva Estrategia de Cooperación que se implementará en el país entre los años 2018 y 2021, se informó.

En esencia, la estrategia muestra el compromiso suizo de continuar apoyando a bolivianos y bolivianas en situación de pobreza y/o de grupos vulnerables, trabajando en las temáticas de Gobernabilidad, Desarrollo Económico y Cambio Climático–Medio Ambiente, que son de gran importancia en la lucha contra la pobreza y en un mejoramiento sostenible de las condiciones de vida de la población, sostiene una nota institucional.

Adicionalmente al trabajo realizado en la Estrategia 2013 – 2017, en el periodo 2018 – 2021 se incluirán acuerdos de cooperación triangulares entre Bolivia, Suiza y otros países de Latinoamérica; y se reforzará el rol suizo de knowledge bróker (agente de conocimiento). También se impulsarán alianzas con empresas suizas asentadas en Bolivia para articular la formación técnica profesional a la práctica.

“Estamos listos para trabajar cuatro años más en Bolivia, es un reto importante y una gran oportunidad para seguir apoyando al país, contribuyendo en la lucha contra la pobreza y la reducción de la desigualdad”, señaló el embajador de Suiza en Bolivia, Roger Denzer.

“Nuestra Estrategia de Cooperación 2018 – 2021 está diseñada con base en los planes de Bolivia y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, finalizó el Embajador.

Siguiendo el principio suizo de una transparente rendición de cuentas, en el evento de presentación de la nueva Estrategia, este 20 de junio, la Jefa de la Cooperación Suiza en Bolivia, Sr. Nadia Ottiger, también presentará la Memoria de la Estrategia de Cooperación 2013 – 2017, documento en el que se aprecian los resultados alcanzados más importantes, así como los actores y regiones involucradas en la ejecución de los proyectos, además se incluyen interesantes lecciones aprendidas en cada uno de ellos.

La Cooperación Suiza invertirá USD 83 millones (USD 21 por año) en el periodo 2018 – 2021. Estos recursos, además de sus objetivos concretos, impulsan el apalancamiento de fondos públicos y privados, asegurando paulatinamente la sostenibilidad de las acciones a través de una participación genuina del Estado y de la sociedad civil.