Supuesta violación al bebé Alexander toma un giro inesperado

La supuesta violación a un bebé de 8 meses hace cuatro años ha tomado un giro inesperado en Bolivia, en un caso que sumó ayer los pedidos desde el Ejecutivo y Legislativo del país para que el suceso se aclare, luego de la filtración de un audio en el que una jueza revela que el principal acusado es inocente. Por tal razón, la Sala Plena del Consejo de la Magistratura determinó iniciar un proceso disciplinario a la jueza Patricia Pacajes

El punto crítico se produjo el lunes pasado cuando los medios difundieron una grabación atribuida a la jueza de sentencia Patricia Pacajes, que asegura que todo partió de una “equivocación” en los reportes médicos y un examen forense, que “no había violador” y que en ese momento la presión política “fue grave”.

En el audio, Pacajes admite haber sentenciado al médico Fernández a 20 años de cárcel sin pruebas y señala que no existió violación al bebé Alexander en el hogar de niños Virgen de Fátima de La Paz.

El audio vincula sentimentalmente al actual fiscal general de Bolivia, Ramiro Guerrero, que está a punto de dejar el cargo, con la médico forense que elevó el informe del supuesto vejamen del niño.

Pese a que la grabación fue realizada en un contexto informal y no se precisó su data ni quién la filtró, ha servido para mantener en el ojo de las críticas al sistema judicial boliviano, cuestionado por sectores de la sociedad y políticos.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, ayer desde su cuenta de Twitter pidió una “investigación inmediata” del asunto y se mostró partícipe para que el Consejo de la Magistratura suspenda a Pacajes.

También ayer el presidente del Senado, Milton Barón, manifestó que el caso debe ser investigado “con la mayor celeridad”.

Pacajes formó parte de un tribunal que sentenció en marzo de este año al médico Jhiery Fernández, supuesto autor de la agresión del menor, al que, según la grabación, se lo detuvo por ser el “único varón” directamente implicado en el caso pese a que “no hace nada”.

La jueza, a la que se la relaciona con la voz de la grabación, se declaró objeto de calumnias y manifestó que el audio fue un montaje.

Alexander, nombre del menor que identifica el caso judicial, fue llevado el 13 de noviembre de 2014 al Hospital del Niño de La Paz, donde fue reanimado tras entrar en parada cardiorrespiratoria y posteriormente derivado a otro hospital debido a que la unidad de cuidados intensivos estaba saturada.

La muerte del bebé tuvo lugar en ese segundo hospital y la autopsia posterior determinó que el fallecimiento se debió a una hemorragia interna, provocada por un supuesto abuso sexual.

El niño vivía en un hogar estatal de acogida en La Paz en el que trabajaba el médico sentenciado a veinte años de cárcel.

El giro en el caso se produce dentro del proceso para la elección del nuevo fiscal general del Estado que reemplazará a Guerrero y que encuentra al fiscal de La Paz, Edwin Blanco, que conoció el caso, como uno de los postulantes para relevarlo.

Justamente Guerrero aseguró a los medios que la filtración del audio fue, a su juicio, algo promovido por postulantes a la Fiscalía General del Estado.

Por su lado, Blanco insistió en la culpabilidad del médico Fernández, tras señalar que la Fiscalía presentó “prueba suficiente” de su culpabilidad, y también consideró que la filtración del audio tiene el interés de desprestigiarlo.

A lo largo de la jornada se manifestaron otros sectores y personalidades que consideran que la justicia “está sometida a intereses oscuros, políticos y económicos” en Bolivia, como el alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla.

Inicio de proceso

El decano del Consejo de la Magistratura, Omar Michel, informó ayer por la noche, que la Sala Plena determinó iniciar un proceso disciplinario a la jueza Patricia Pacajes, quien habría admitido que sabía que el médico Jhiery Fernández era inocente de la supuesta violación del bebé Alexander ocurrido en la ciudad de La Paz en 2014.

“Se ha abierto el proceso disciplinario correspondiente, este proceso tiene que ser notificado debidamente, en el marco de procedimiento a la jueza, en este caso, entendemos que ella está con baja médica por dos días, nosotros no podemos iniciar ningún acto, ninguna decisión, porque debe cumplirse el debido proceso”, afirmó.

Michel explicó que una vez que sea notificada la jueza se procederá a abrir la investigación y asumir las acciones que correspondan, entre ellas la suspensión precautoria, como medida cautelar de sus funciones, mientras se realice el proceso de investigación.

“No se puede notificar a una persona que no está en ejercicio sus funciones”, aclaró.

Asimismo, el magistrado manifestó que ese Órgano Judicial actuará con todo el “rigor de ley” en el marco de sus competencias y funciones que correspondan en derecho si se logra comprobar el delito en el que habría incurrido Pacajes.

“En unos diez días ya van a tener los resultados definitivos en esta temática”, complementó.

El 13 de noviembre de 2014, el bebé de ocho meses Alexander perdió la vida a raíz de un paro cardiorrespiratorio, además por un sangrado profuso por la región anal.