Tarija se declara en alerta por la violencia machista

La región boliviana de Tarija se declaró en alerta contra la violencia hacia la mujer, decretada por las autoridades departamentales en busca de aplicar medidas para combatir esta lacra, una decisión calificada hoy como un «avance» por el colectivo Ni Una Menos de este departamento.

«Una alerta no es suficiente, esperamos que se convierta en una ley, pero es un avance de algo que vamos pidiendo», dijo a Efe una de las voceras del colectivo Ni Una Menos de Tarija, Alba Van Der Valk.

El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, declaró mediante un decreto la alerta departamental contra la violencia hacia las mujeres con la finalidad de poner en marcha planes de acción para prevenir, proteger y atender esta problemática a través de un comité.

De la misma manera, a través de esta alerta la Gobernación de esta región sureña también destina recursos para que se implementen las acciones necesarias para frenar la violencia contra las mujeres.

«Sabemos que no se puede acabar con este problema estructural con una alerta, pero son los primeros pasos y no vamos a permitir que no se cumpla esta alerta porque es una problemática que nos atañe a todos», señaló la vocera.

Según Van Der Valk, este año se registraron doce casos de feminicidio en Tarija y solo uno logró sentencia condenatoria en esta gestión, de acuerdo a los datos de este colectivo.

La vocera agregó que es necesario hacer frente a la impunidad en los casos de violencia hacia la mujer y que el primer pedido es que se haga justicia.

De la misma manera, consideró que es necesario que esta alerta sea a nivel nacional, para que las instituciones que trabajan con las denuncias, como también los gobiernos locales, se comprometan a invertir y realizar acciones eficientes que pongan fin a esta lacra.

«Es una medida urgente una alerta nacional que permita repensar y fortalecer las instituciones que tienen que dar respuesta en estos casos», sostuvo.

Además, expresó que de esta manera se logre debatir y reflexionar si la ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia es eficiente y tomar medidas para mejorar su aplicación.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, en el país siete de cada diez mujeres con pareja sufren maltrato y de forma genérica una de cada dos padece algún tipo de violencia a lo largo de su vida.

Entre enero y septiembre de este año se han registrado 85 feminicidios y 18.576 casos de violencia familiar en Bolivia, según datos de la Fiscalía General del Estado.