Tráfico de drogas

Dos informes preocupantes, uno del Exterior y otro de nuestro país, muestran los efectos del aumento del narcotráfico. “Europa está sufriendo en la actualidad las consecuencias del aumento de la producción de cocaína en América Latina”, según el director del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (EMCDDA), Alexis Goosdeel. Más de 90 millones de personas de entre 15 y 64 años ya han consumido alguna sustancia ilegal y 1,3 millones recibieron tratamiento por consumo, mientras en Bolivia se hacen esfuerzos que el gobierno considera efectivos en la lucha contra las drogas.

En el primer semestre de este año en nuestro país se ha decomisado 9,6 toneladas de cocaína y 164 de marihuana; fueron destruidas también 2.605 hectáreas de plantaciones ilegales de hojas de coca. La fuerza antinarcóticos efectuó 6.878 operativos en los que fueron detenidas 1.976 personas y se destruyeron 664 fábricas de estupefacientes. El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, expuso esos datos señalando que son «el mejor mensaje» hacia la comunidad internacional de que “Bolivia cumple” con sus compromisos en la lucha antidrogas.

Sobre los cultivos ilegales de hojas de coca, detalló que en el trópico de Cochabamba se destruyeron 1.898 hectáreas, en los Yungas de La Paz otras 572 y 135 más en la localidad de Yapacaní, en Santa Cruz. Desde el año pasado, mediante una disposición el gobierno autorizó ampliar la superficie de cultivos de la planta de 12.000 a 22.000 hectáreas. Pero los cultivos de hojas de coca en Bolivia se incrementaron en un 14 %, hasta situarse en 23.100 hectáreas, según el último informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

En el mundo existe preocupación sobre el aumento de la producción de drogas, por ello nuevamente Estados Unidos “descertificó” a Bolivia, pese a los esfuerzos de la lucha contra las drogas. En Europa hay mucha preocupación porque el mercado de cocaína está en alza, debido en parte al aumento de producción en América Latina. Europa registra también una mayor producción y accesibilidad a las drogas en general, según un informe del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (EMCDDA).

Aunque cannabis sigue siendo la droga más consumida en Europa, con 17,2 millones de consumidores de entre 15 y 34 años, el mercado de la cocaína gana terreno. En 2016, se confiscaron 98.000 toneladas de cocaína en la Unión Europea, frente a 90.000 en 2015. Además, aunque su precio se mantuvo estable – entre 60 y 70 euros por gramo -, su pureza en la calle «alcanzó el nivel más elevado en una década», alrededor de 60% de promedio.

No existe certeza sobre el total de producción de droga, pero es comprensible deducir que solamente se logra decomisar una mínima parte de la que se trafica. Por ejemplo, en nuestro país se han destruido en el primer semestre 664 fábricas, y se ha decomisado menos de diez toneladas de cocaína. Pero no son todas las factorías que operan, obviamente, y en los decomisos se suma la droga que viene de Perú o Colombia.