Tren bioceánico fortalecerá integración, afirman en Bolivia

APG

El tren bioceánico fortalecerá la integración regional, con Europa y traerá beneficios a quienes quieran sumarse al proyecto, aseguró ayer el ministro boliviano de Obras Públicas, Milton Claros.

Aseguró que actualmente se trazan alianzas estratégicas de inversiones y está pendiente actualizar el estudio de mercado y factibilidad.

Para 2019 esperamos comenzar la ejecución de tramos nuevos, afirmó Claros, quien añadió que se espera consolidar y ejecutar dicha iniciativa.

Dentro de la región “trabajamos con Brasil, Perú y Paraguay; mientras que cinco países europeos ya manifestaron su interés en participar: España, Reino Unido, Austria, Suiza y Alemania”, acotó.

Claros destacó la experiencia en el desarrollo ferroviario de España al igual que el interés de empresas españolas de invertir en el tren bioceánico que unirá puertos de Brasil y Perú a través de Bolivia.

Según Claros el acuerdo firmado el martes en Santa Cruz entre el jefe de Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el presidente de Bolivia, Evo Morales, por el proyecto del tren bioceánico está enmarcado en dos áreas.

La primera tiene que ver con el interés de inversión de empresas españolas en este proyecto.

“No estamos buscando financiamiento, buscamos inversión efectiva de las empresas que quieren ser socios”, expresó Claros en entrevista en el canal estatal Bolivia Tv.

El segundo elemento de interés es el intercambio de experiencias sobre el desarrollo ferroviario.

“España es uno de los países que tiene más fortaleza en desarrollo ferroviario, esa experiencia a nosotros nos sirve”, señaló Claros.

El ministro destacó que países como Alemania, Suiza y España estén interesados en este proyecto que no solo tiene relevancia en la región, sino “a nivel mundial”.

Añadió que Rusia también expresó su interés por sumarse a este proyecto y en octubre llegará a Bolivia una comisión para detallar información sobre el tren bioceánico.

Según el ministro, el proyecto ferroviario sufrió algunos “retrasos” por cambios de gobiernos en Brasil y Perú, pero consideró que el próximo año se podrá comenzar con “la etapa de ejecución de tramos nuevos y rehabilitaciones”.

“Esperemos que de aquí a dos años tengamos esta conexión de origen a destino y que los puertos estén en plena ejecución”, añadió Claros.

El llamado Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración está proyectado para unir, atravesando Bolivia, el puerto peruano de Ilo con el brasileño de Santos.

Además de Bolivia, Brasil y Perú, también se beneficiarían Paraguay, Uruguay y Argentina mediante la construcción de un ramal del ferrocarril desde territorio boliviano hacia una zona portuaria en suelo paraguayo vinculada a la hidrovía de los ríos Paraguay-Paraná.

Este proyecto de 3.755 kilómetros de longitud tiene un costo previsto de unos 14.000 millones de dólares.

En febrero pasado, empresas españolas participaron de una jornada informativa por videoconferencia en la que unas cuarenta firmas españolas demostraron su interés por el tren bioceánico.

Este proyecto será uno de los temas a tratar este lunes en la reunión bilateral entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y su homólogo peruano, Martin Vizcarra.