Un deslizamiento destruye casas en La Paz sin que consten víctimas mortales

APG

Un deslizamiento del terreno provocó este martes el derrumbe de un número indeterminado de casas en la ciudad de La Paz, cuyos ocupantes fueron desalojados sin que consten fallecidos, heridos de gravedad ni desaparecidos, informó una fuente oficial.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, relató en el lugar del derrumbe que solo algunos vecinos «se lastimaron» durante la evacuación.

Zavaleta aseguró que se instalará un campamento en una zona segura con el fin de que los afectados pasen la noche, con asistencia sanitaria y alimentos para quienes lo necesiten.

La zona del desprendimiento, en un área céntrica de la ciudad, fue cerrada tanto para los vecinos como para los propios servicios de emergencias, debido a que el deslizamiento puede seguir activo «hasta por lo menos mañana», según el ministro.

La autoridad advirtió de que las viviendas estaban construidas de forma «precaria y sin autorización» en un lugar que en las décadas de 1970 y 1980 fue un basurero, por lo que los dueños de las casas no pueden ser propietarios del terreno.

El peso de las construcciones y los efectos de la lluvia pudieron contribuir al deslizamiento, comentó el ministro.

Javier Zavaleta señaló que la Alcaldía de La Paz realizará una investigación, ya que existían en la zona rajaduras en el terreno.

La tierra llegó a cubrir una parte de la avenida Kantutani, una de las vías que conecta el centro con la zona sur de La Paz, por lo que se cerró el paso por esa ruta, según constató Efe en el lugar.

Por su parte, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, manifestó a Efe en el lugar que las familias afectadas son poco más de sesenta.

Según el alcalde, la rehabilitación de la avenida Kantutani tomará unos tres días.

En un comunicado previo, Revilla explicó que «al mediodía debido a una intensa lluvia caída sobre el centro de la ciudad se produjo una fuerte infiltración de aguas en las grietas del deslizamiento producido en San Jorge Kantutani el pasado fin de semana».

Las viviendas de la parte alta fueron evacuadas «oportunamente» por personal de emergencias, añadió.

El alcalde precisó que «la tierra se mezcló con basura antigua del exbotadero de Sopocachi y se están tomando las medidas de control respectivas».

«No se han reportado daños personales hasta esta hora, pero los equipos de rescate están realizando rastrillajes en la parte baja», agregó.

La Alcaldía paceña desplazó más de doscientos funcionarios para ayudar en labores de seguridad y rastreo, ya que «el terreno está en permanente movimiento, lo que ha provocado la caída no solo de viviendas, sino de postes de luz», de acuerdo con el comunicado.

La Policía estableció un perímetro de seguridad en el lugar y personal de la Alcaldía evacuó viviendas cercanas de forma preventiva.

La empresa estatal Mi Teleférico informó de la suspensión del servicio de una de las líneas del transporte por cable en la ciudad.

Si bien no existe afección directa a su infraestructura, la empresa señaló en un comunicado que decidió mantener en funcionamiento solo los cables, sin cabinas de pasajeros, para que salten las alertas en caso de movimiento del terreno.