Una grabación vincula a la Policía con la vigilancia a “opositores”

Una grabación difundida ayer relaciona a la Policía boliviana con el supuesto seguimiento a periodistas y políticos de oposición con la finalidad de controlar su influencia en redes sociales, mientras que la institución aludida aseguró que hubo manipulación de ese contenido.

Las voces en el audio se atribuyen al comandante de la Policía, Faustino Mendoza, y al jefe de inteligencia de la institución, Eduardo Huallpa, ante la aparente presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, y el vicepresidente Álvaro García, a quienes saludan.

Inicialmente en el registro se oye una voz que se cree que es la de Mendoza y expresa que se ha preparado un trabajo de “control” en las redes sociales para “crear la buena imagen del Gobierno”.

Mientras quien se supone que es el director de inteligencia afirma que el trabajo consiste en “generar líneas de información y desinformación directamente” con cuentas en Facebook de personalidades que tienen “influencia en la comunidad”.

En el audio alude a los periodistas bolivianos como John Arandia, Priscilla Quiroga y Andrés Gómez de los que se afirma “trabajan para la derecha”, además del seguimiento al candidato a la Presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y activistas contrarios a la reelección de Morales.

Este hecho ha causado reacciones en sectores políticos de oposición e hizo que la Policía explique lo sucedido en una conferencia de prensa.

En una declaración a los medios, donde no se aceptaron preguntas, el comandante policial atribuyó el hecho a “una campaña de desinformación” encabezada por los que consideró “malos policías” y que el incidente se da en medio del proceso de ascenso al general de los miembros de la institución de seguridad.

Mendoza, que no negó la veracidad de la grabación ni que su voz no sea la suya, aseguró que se “pretende distorsionar” el trabajo de la Policía con el propósito de “perjudicar su gestión”.

El jefe policial refirió que las páginas en redes sociales creadas por la Policía son institucionales y que no implican “ninguna labor de inteligencia” sobre periodistas y políticos, afirmando que sus derechos “están plenamente garantizados”.

Arandia en un video publicado en Facebook dijo sentirse “perseguido”, pidió garantías de seguridad y acusó a la Policía de haber “violado” su derecho a la libertad de expresión al acusarlo “sin pruebas” de desinformar y trabajar para sectores de oposición.

“Menos mal que hay policías que respetan el artículo 251 de la Constitución y cumplen su misión de defender a la sociedad y no al Gobierno de turno”, escribió en Facebook el periodista Andrés Gómez, otro de los aludidos en el audio.

La grabación es de unos cinco minutos, presenta cortes de edición y podría corresponder a agosto pasado, según han afirmado algunos medios bolivianos.