Universitario se aplaza en casa

APG

El reencuentro de Universitario con su afición en el estadio Patria fue doloroso por la derrota a manos de Bolívar por 1-3 y con este resultado la marca de los doctos sigue siendo la peor con repercusión en el puntaje acumulativo, que definirá el descenso de categoría.

La “U” recién jugó la noche del miércoles su primer compromiso en condición de local, el plantel veía una oportunidad para ganar y despegarse de la incómoda posición en la tabla, pero nada salió como había planeado el entrenador Carlos Leeb y sólo dio un par de sustos a la Academia.

Marcos Riquelme quedó como la figura del partido por ser el autor de dos de los tres goles, ambos convertidos en el complemento, luego de una primera parte con mayor presencia celeste en el área contraria y con “U” tratando de conectar las líneas para causar algún daño.

Las jugadas de peligro creadas por los bolivaristas ocurrieron en los minutos finales del primer tiempo cuando en las dos ocasiones, Luis Gutiérrez definió delante del arco, pero sin puntería luego de un rebote ante el disparo de Leonel Justiniano y de Juan Miguel Callejón.

En el segundo palo, Riquelme (m.48) empujó un centro al ras enviado por Felipe Rodríguez desde la izquierda ante una defensa endeble. De esta manera, la Academia se adelantó en la apertura de la cuenta.

El 2-0 llegó a los 53 minutos con Riquelme iniciando la jugada con un toque corto retrasado a Callejón, quien devolvió y habilitó a su compañero para que defina frente a la salida del arquero Iván Brun.

El descuento (1-2) fue anotado a los 84 minutos en una acción desafortunada para Luis Gutiérrez, quien en su afán por despejar un centro al área chica empujó la pelota contra su propio arco. La presión de un delantero docto no le dejó espacio para girar la cabeza a tiempo.

Con sólo un gol de diferencia, la preocupación apareció en el lado de los celestes y los ataques hilvanados por la “U” eran de preocupación, aunque fueron pocos y desordenados, alertaron a Bolívar.

La preocupación abandonó el lado de la visita recién en tiempo de adición (m.92) con el tercer tanto, obra de Moisés Villarroel, quien definió dentro del área sin marcación y por encima de la salida de Brun, tras recibir un pase desde el costado de Jorge Flores. Los reclamos del guardameta fueron airados hacia sus defensores.