UPEA inicia huelga de hambre en la Vicepresidencia

APG

El rector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Ricardo Nogales, informó ayer por la noche que esa casa de estudios superiores rechazó la propuesta del Gobierno, de un soporte financiero de 70 millones de bolivianos, y dijo que el comité de negociación decidió iniciar una huelga de hambre en instalaciones de la Vicepresidencia.

“No se ha aceptado la propuesta porque no tiene nada de sostenibilidad para el tiempo, nos han propuesto 70 millones de bolivianos, no alcanza, prácticamente ni siquiera para esta gestión. Por tanto la comisión se ha declarado en huelga de hambre”, señaló al salir de la reunión con autoridades del Ejecutivo y del Legislativo.

Nogales indicó que la UPEA requiere 152 millones de bolivianos para su sostenimiento porque afirmó que cada año esa casa de estudios superiores tiene más gastos.

“El año pasado hemos salido con 85 millones de bolivianos, por lo tanto no alcanza los 70 millones sabiendo que este año ha subido todas las cosas, todo ha subido para funcionamiento, no alcanza, el año pasado hemos tenido que utilizar plata de esta gestión, es más, recursos propios como del postgrado se ha tenido que utilizar”, justificó.

Precisó que 14 a 16 personas, entre autoridades y estudiantes de la UPEA, comienzan una huelga de hambre en rechazo de la propuesta del Gobierno.

Luego de rechazar la propuesta, docentes y estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), anunciaron nuevas movilizaciones para los días siguientes. Circuló una convocatoria de la comisión de movilizaciones y el rectorado de la casa superior de estudios, donde se anunció una marcha para este martes a las 8.00.

La nota firmada por dirigentes docentes y estudiantes convoca a otros sectores y hace un llamado a padres de familia, juntas vecinales, gremiales y otras organizaciones sociales a marchar en demanda de mayor presupuesto para la UPEA.

Gobierno lamenta rechazo

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén, lamentó anoche que los dirigentes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), hayan rechazado la última propuesta del Gobierno que otorga 70 millones de bolivianos como soporte financiero a esa casa de estudios superiores y decidan ingresar en una huelga de hambre.

“Nosotros lamentamos esa decisión que ha tomado la gente de la UPEA, más aún cuando ni siquiera han consultado a sus bases, pero los números son lo que nos dan”, dijo en entrevista con el canal estatal Bolivia Tv.

El gobierno propuso en las últimas horas, tras una reunión de más de seis horas con los representantes de la UPEA, un soporte financiero de 70 millones de bolivianos que se consolidará dentro del presupuesto de esa universidad, sin afectar a ningún sector ni a ninguna universidad pública.

A contrapelo los dirigentes de esa casa de estudios superiores rechazaron la misma con el justificativo de que no cubre sus necesidades y además no es sostenible.

Guillén remarcó que en el fondo lo que los dirigentes piden es la modificación de la ley 195 que es la Ley de Coparticipación Tributaria y subrayó que mover esa ley para sacarle a alguien lo que quiere la UPEA, es “inviable”.

“En realidad, estamos haciendo un esfuerzo importante para ofrecerles estos 70 millones de bolivianos porque no solamente lo estamos haciendo por este año, la oferta que les hemos hecho es de fusionar a su presupuesto que quiere decir, es que cada año van a poder contar con estos 70 millones de bolivianos”, puntualizó.

Por su parte el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, precisó que por el momento el diálogo está estancado y pidió a autoridades y estudiantes de la UPEA que depongan esas posiciones radicales.

“Esa es la predisposición que se tiene, el diálogo y ojalá se pueda hacer algún estudio técnico que es lo que se precisa en estos casos, no hay otra forma de resolverlo”, añadió en breve contacto con los periodistas.