Voluble escenario político

El péndulo político parece que este año se moverá menos que en la gestión pasada, este año 2019 llevará a los ciudadanos a decidir en las urnas el futuro de seis países. Habrá elecciones presidenciales, legislativas, para gobernadores, para alcaldes, concejales municipales y hasta elecciones primarias. El Salvador será el primer país en ir a las urnas el 3 de febrero, luego serán Panamá, Guatemala, Argentina, Uruguay y Bolivia, en ese orden.

Recordemos que el año pasado hubo también seis elecciones presidenciales que mostraron cambios profundos. Brasil dio un giro total de rumbo llevando al poder a la extrema derecha con un Bolsonaro radical que ya comenzó a volcar el régimen estatista por un liberal. México eligió a López Obrador, con una propuesta izquierdista que según algunos analistas mexicanos no podrá desarrollarla debido a la sólida institucionalidad mejicana. En Costa Rica y Paraguay no hubo cambios radicales, en Venezuela “el fraude y la violencia estatal” pudieron más que la constitución y las leyes en busca de mantener en el poder a Nicolás Maduro. Colombia se inclinó por una línea conservadora que busca castigar la corrupción del régimen izquierdista anterior y revisar la tolerancia contra el narcoterrorismo.

Lo que no cambió en la región es la tendencia de atraer a las masas con ofertas “demagógicas”, aunque con matices diferentes con un Andrés Manuel López Obrador que se presenta con un discurso izquierdista y el brasileño Jair Bolsonaro que capitaliza el descontento y la corrupción para poner en el escenario una propuesta de extrema derecha.

Predecir lo que ocurrirá en 2019 está lejos de los sondeos de opinión debido a los caprichosos y volubles movimientos de las preferencias ciudadanas que casi siempre castigan los errores y vicios de los políticos antes que premiar sus posibles aciertos. De todas maneras, hay tendencias que permiten ciertas licencias. Algunos analistas salvadoreños señalan, sobre la base de encuestas, que el exalcalde Nayib Bukele, expulsado de la izquierda y actual líder de la derecha, podría llegar al poder.

En nuestro país, la decisión de Evo Morales de candidatear nuevamente pese a expresa prohibición constitucional, ha polarizado las tendencias, mientras la oposición intenta aglutinar a todos los grupos contrarios al actual esquema, en una sola opción que tenga posibilidades.

Ahora todo dependerá de que se respete el voto ciudadano, que se acepte el resultado de las urnas y que se cumplan las normas legales.

En este voluble escenario político, en algunos países las diversas tendencias luchan por consolidar posiciones, mientras en otros se busca que se restaure el respeto al ordenamiento legal, y se garanticen elecciones limpias en las que los ciudadanos puedan elegir libremente a sus futuros gobernantes.