Wilstermann inicia con un empate en blanco

APG

Wilstermann arrancó a media máquina su participación en el torneo Clausura y con un elenco alterno, en su mayoría, igualó sin abrir el marcador con Blooming ayer por la tarde en Sacaba, dando por cerrada la primera fecha del campeonato.

El último cotejo de esta fecha fue el único que no tuvo goles de los siete programados. Los rojos y los celestes se repartieron a un punto en un comienzo que desilusionó a la afición local, que esperaba un mejor resultado por tratarse del campeón defensor.

Debido a que los aviadores regresaron a Cochabamba el fin de semana, luego de empatar con Deportivo Cuenca (Ecuador) en condición de visitante (2-2), el entrenador Guillermo Peña decidió presentar una formación mixta, que en el primer tiempo tenía a siete alternos y esto afectó en el rendimiento colectivo.

Pese a las ganas por hacer un mejor papel, el funcionamiento del cuadro rojo se resintió en todos los sectores y no había una armonía que le permita colocar contra la pared a Blooming. Fueron pocos los momentos que hubo un despunte en el fútbol de los aviadores.

Para el complemento, Peña envió al campo de juego a Fernando Saucedo, Cristian Chávez y Gilbert Álvarez para darle más consistencia al elenco. El trabajo mostró una mejoría, en particular desde el mediocampo, porque Saucedo y Chávez se encargaron de distribuir pases para abrir la defensa celeste.

Blooming se acercó al pórtico del local, aunque sin hacer daño y su rendimiento era intermitente y el cotejo se hizo bastante trabado por el control del centro del terreno. Los sectores del cuadro cruceño estaban distanciados y no pudieron rebasar a los contrarios de manera contundente.

En una de las últimas acciones del partido, Álvarez tuvo una ocasión para convertir cuando un centro diagonal fue pifiado en dos oportunidades por los celestes y de sorpresa el balón cayó en la posición del delantero aviador, que reaccionó como pudo en procura de conectar el servicio y lo hizo de manera incómoda y el disparo salió desviado.

Aunque la producción de Blooming dejó mucho que desear, la delegación se retiró de Sacaba contenta por el punto que sumó que les permite ilusionarse por conseguir un premio internacional en este segundo semestre.