Wilstermann levanta su bandera con triunfo sobre la «U»

APG

Tal como prometieron sus jugadores y cuerpo técnico, Wilstermann sigue en pie de lucha en procura de alcanzar el bicampeonato y dio un paso adelante con el triunfo sobre Universitario por 2-0 ayer por la noche, en la capital valluna, donde con 43 puntos asecha al puntero, San José.

A falta de dos partidos más por jugar y con otros cotejos a cumplirse este domingo, Wilstermann sigue agitando su bandera cerca de la cima del campeonato. Depende de otros resultados, pero este sábado cumplió con su tarea y sólo le queda esperar lo que ocurra en los demás estadios.

Un fútbol sin consistencia, por otro lado, ha llevado a la «U» a caer en la zona del descenso directo de categoría y esa misma irregularidad se vio en el compromiso de la fecha. Los capitalinos continúan en el fondo (30 puntos), dos abajo del penúltimo, Real Potosí, aunque los potosinos recién jugarán este domingo.

La primera conquista de los aviadores llegó a los siete minutos con un zurdazo de Lucas de Souza, después de llevarse la pelota y enganchar para su perfil izquierdo ante la marcación de un rival, que no pudo cerrar el ángulo.

De Souza también se encargó de ampliar la cuenta, a los 18 minutos, con un golpe de cabeza dentro del área, luego de interceptar un centro de tiro libre que envió Cristian Chávez. En una posición incómoda, el jugador brasileño pudo tocar el balón y enviarlo a un costado del pórtico.

Con esta diferencia en el marcador, el partido estaba bajo control de los aviadores. Cuando el plantel del valle aceleraba encontraba la manera de pasar entre las líneas de los visitantes, gracias a los pases precisos para las habilitaciones, y de esta manera tuvieron más oportunidades para ampliar la diferencia.

El ingreso de Serginho amplió las variantes para ingresar al área contraria. El volante brasileño dio un pase para Antonio Melgar, quien estuvo a centímetros de quedarse con el balón en una buena posición, pero la jugada quedó en sólo un susto para los doctos. Minutos más adelante, el mismo Serginho quedó delante del arco y antes de quedarse sin espacio lanzó un disparo que fue a dar a las manos del arquero Iván Brun.

La «U» pocas veces se acercó sobre el pórtico de Arnaldo Giménez, cuando encontró la ruta sus intenciones quedaron cortas, porque faltaba acompañamiento o mejor coordinación entre los hombres que estaban adelante. Dispuso de tiros libres que también fueron desperdiciados y a la conclusión lamentó estas fallas.